Jorge Ortiz de Pinedo y sus peleas con otros famosos

Le gustan los problemas de a gratis, sin duda
Oscar Severino
26/03/2015 - 05:00

Hoy cumple 67 años el actor Jorge Ortiz de Pinedo, a quien recordamos como “Jorgito del Mazo Geis” de la escuelita en “Cero en conducta”, además de ser el padre ejemplar en la serie “Una familia de diez”.

Pero no todo es miel sobre hojuelas acerca de este famoso, pues aunque sus programas han gozado de altos ratings en la pantalla chica, no ha pasado desapercibido por los escándalos en los que se ha visto envuelto.   

Uno de ellos es con la también popular cantante Laura León, con quien trabajó en “Dos hogares”, protagonizada por la artista Anahí, en donde el astro le reclamó a la “Tesorito” la cachetada que le dio en una de las escenas, pues hasta dijo la mejilla se le había hinchado.

Se especuló que la intérprete de “Suavecito” le había dejado de hablar porque el señor le había reclamado, pero fue ella misma quien lo desmintió, y declaró que hasta flores le había ofrecido además de una disculpa por tener la mano dura.

De Pinedo le había reclamado ya que creyó que la mujer le había roto hasta el oído, y la duda quedó para siempre: ¿en serio Laura León tiene fuerza de gladiadora?    

También fue Plutarco Haza quien vivió algo similar, pues mientras el ex de Ludwika Paleta se encontraba en una profunda depresión, De Pinedo usó como pretexto su estado para sacarlo de la obra “Rai Man” y suspender la producción.

Haza se quejó en el programa “Hoy” del incidente, y aseguró no tener broncas con De Pinedo pero que no volvería a trabajar con él, ya que perdió tiempo, dinero y esfuerzo.

De acuerdo con su versión, le había propuesto ser productor asociado y sin previo aviso el comediante decidió parar las actividades, los ensayos y la gira planeada por toda la República Mexicana.

La respuesta de “Jorgito” fue que lamentaba la situación pero que él en sus 30 años en el medio artístico jamás le había quedado a deber algo a alguien, y que por el contrario siempre procuró su bienestar (de Haza).

 

No aprende que en boca cerrada no entran moscas

Y es que este actor sorprende con sus declaraciones, como las que hizo hacia su colega Eugenio Derbez, a quien criticó de pretender tomarse un descanso en la televisión ya que él en su medio siglo jamás pensó en algo igual.

“No entiendo que alguien descanse por tener trabajo”, fue lo que dijo, y se jactó de que antes no había ni un día a la semana en que no se viese su cara en la televisión, y eso era gracias a que era imparable.

De nuevo surge una duda, ¿quién le preguntó si tenía la fuerza de Hércules para aguantar el ritmo de trabajo que la televisión exige?

No lo sabemos, lo cierto es que a De Pinedo le gusta hablar hasta por los ojos.

Pero ahí no para la cosa, pues también ha “argumentado” que el éxito de Derbez se debe a que la prensa amarillista saca notas de sus tórridos romances, en tanto que él (De Pinedo) no sale en las revistas y noticias porque es un hombre alejado de los escándalos.

Y por si fuera poco, agregó que si de por sí ya es famoso, maquiavélico y narcisista (por aquello de que todos los programas de Eugenio tienen su nombre), con las notas amarillistas todavía lo es más, mientras que “a los que trabajamos no nos pasa eso”; hay Jorgito, nadie dijo que no eras trabajador, pero bueno.   

Asimismo, se ha declarado abiertamente “rudo” de hueso colorado, y resulta que en una ocasión hasta llevó a su hijo Santiago cuando tenía 10 años a ver las luchas.

Fue en el evento en donde se presentó el recién fallecido El Hijo del Perro Aguayo y Cibernético, en un despiadado encuentro, y en donde llegó acompañado del periodista Gustavo Adolfo Infante, su íntimo.

Y como “el perrito” no ganó, se presentó en los vestidores para reclamarle que su hijo haya quedado decepcionado del evento; ay Jorge, Jorge, Jorge, no aprendes Jorge que en boca cerrada no entran moscas.

Precisamente en la primera comunión de Santiaguito, en donde Gustavo Adolfo Infante fue el padrino, el gran ausente fue el propio Ortiz de Pinedo, y las razones eran o por cuestiones de trabajo o por la mala relación que llevaba con su ex esposa Luigina Tuccio.

También, afortunadamente eso sí, se libró del tumor cancerígeno en el pulmón que hace unos años lo aquejaba, pues tras una operación le fue extirpado. 

(Video cortesía: YouTube)

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK