Leyendas aterradoras de México que no conocías

Aparentan ser lugares bellos de nuestra ciudad, pero guardan un secreto aterrador
31/10/2015 - 05:00

Varios rincones de la Ciudad de México son protagonistas de historias de fantasmas, leyendas que han pasado de boca en boca y generación en generación de los cuales algunas personas aseguran ser testigos reales de aterradoras historias.

Los fenómenos paranormales están presentes en el día a día, aunque para muchos estos sucesos no son reales, hay a quienes les pone los “pelos de punta”.

Los seres del más allá son los protagonistas de estas leyendas que traemos para ti en estas fechas, en las que México celebra a sus muertos.

“La Planchada”. Bonita, elegante y bien arreglada, es la famosa enfermera que se aparece en los hospitales de nuestra ciudad y se encarga de atender a los enfermos, sobre todo a aquellos que han sido ignorados por un buen tiempo.

De acuerdo con DFNet, “La Planchada” también es llamada “La Enfermera Visitante” y “La Enfermera Fantasma”.

Hay doctores y enfermeras que aseguran haberla visto, pero no es motivo de miedo, al contrario, se comporta como alguien común.

La Leyenda. “La Planchada” es el fantasma de una mujer llamada Eulalia, una joven atractiva que trabajó en el Hospital Juárez. Se enamoró de un joven doctor llamado Joaquín, quien le propuso matrimonio.

La historia cuenta que su prometido le aviso que saldría de viaje a un seminario, poco tiempo después Eulalia se enteró que su amado se había ido con su amante.

Eulalia se hundió en una gran depresión, descuidó su arreglo personal y a sus pacientes, quines murieron por su culpa.

Con el paso del tiempo la depresión la llevó a convertirse en una paciente que murió y se dice que desde entonces ella deambula por los hospitales tratando de enmendar el error que cometió cuando estaba viva.

(video cortesía YouTube)

“El Callejón del Aguacate”. Escondido en el barrio de Santa Catarina, detrás de la Casa de cultura Jesús Reyes Heroles, se encuentra un callejón empedrado en que según se cuenta, se viven aterradoras experiencias.

Varias leyendas se dicen sobre este callejón de cuatro metros de ancho, como la de “El niño que juega”.

Algunos testigos han visto a un niño que ríe y juega por todo el callejón. La leyenda cuenta que en la época de Obregón, un general mandó colgar a un niño de un árbol, porque el infante lo importunaba pidiéndole que jugara con él.

(video cortesía YouTube)

Seguro en varias ocasiones has escuchado sobre el "Callejón del Diablo", se trata de un lugar ubicado cerca de la Universidad Panamerica y el Colegio Simón Bolivar, en la colonia Insurgentes hay un pequeño corredor en el que dicen desde hace muchos años se aparece Satanás.

La gente ha hecho de este lugar el escenario perfecto para contar diversas historias de terror, y aunque son pocas las personas que han asegurado haber visto algún demonio deambulando por el Callejón del Diablo, las leyendas en torno a este lugar son infinitas.

De acuerdo con DFnet, el Callejón del diablo es, sin duda, una parada que no puede faltar para los amantes y curiosos de lo paranormal.

(video cortesía YouTube)

“Leyendas en el Palacio de Lecumberri”. El Palacio de Lecumberri sirvió como una prisión durante 76 años, pero hoy es sólo un recinto de gobierno

Porfirio Díaz mandó construir la cárcel conocida hoy como El Palacio de Lecumberri, inaugurada el 29 de septiembre de 1900 en la Ciudad de México.

La prisión se realizó para albergar a 800 personas, sin embargo, al lugar llegaron a meter hasta 5 mil prisioneros, entre los que resaltan Francisco Villa, Francisco I. Madero, Pino Suárez, José María Revueltas, Alfaro Siqueiros, Demetrio Valle, en otros.

En la actualidad el inmueble resguarda el Archivo General de la Nación. El también conocido como El Palacio Negro, se construyó en trece años.

Se dice que miles de prisioneros inocentes sufrieron en ese lugar, siendo golpeados y denigrados. Muchos de ellos murieron.

(video cortesía YouTube)

En la Barranca El Castillo, en la tercera sección del Bosque de Chapultepec, muy cerca del Panteón de Dolores, hay una casa que es uno de los principales atractivos de los amantes de sucesos paranormales.

Si te adentras en el bosque con dirección a la casa, escucharás risas de niños, lamentos de mujer y quizás podrás observar algunas sombras antropomorfas paseándose entre los árboles.

Para entrar a la casa, se debe cruzar un puente arruinado y viejo, al caminar sobre él se escucha la madera crujir; la casa siempre está rodeada de una espesa niebla, sin importar las condiciones del clima, y si divisas hacia la casa, podrás ver el rostro de una anciana mal encarada asomándose por una de las ventanas.

La Tía Toña odia que la gente se acerque a  su propiedad, y se piensa que eso provoca un gran número de accidentes mortales, como el que ocurrió el pasado 7 de marzo del 2008, cuando veinte estudiantes cayeron a una de las barrancas que rodea la casona embrujada.

La leyenda. Se dice que en esta lujosa casa vivió una solitaria mujer de avanzada edad, suplía sus necesidades de compañía ayudando a los demás, les daba comida, cobijo y techo a los niños más pobres.

Sin embargo, estos niños de la calle no tenían buenos modales, y comenzaron a fastidiar a esta pobre mujer. Un día la conducta de los jóvenes colmó la paciencia de la anciana, y en un arrebato de ira, la mujer los asesinó a todos.

(video cortesía YouTube)

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK