Fantasmas de la Ciudad: La misteriosa Isla de las Muñecas

Muñecas, Isla, Xochimilco
Conoce la tercera entrega de nuestra serie sobre fantasmas en el Distrito Federal
30/10/2013 - 05:32

Anastasio Santana Velasco vive en la Isla de las Muñecas, es sobrino de Don Julián Santana Barrera, un hombre que fue apodado como “La coquita” por sus amigos, cuando vivió en Xochimilco. Este apodo se lo ganó debido a su pequeño tamaño, pues así se llama un ave de la zona chinampera.

Don Julián Santana Barrera vivía refugiado en una chinampa (islote de Xochimilco). No le gustaba hablar con nadie y únicamente salía de su isla para vender las verduras y hortalizas que él cultivaba en el tianguis de Xochimilco.

Cuando "La coquita" terminaba de vender, dejaba su carretilla vacía y entraba a la pulquería “Los Cuates”, ubicada en la Plazuela de La Asunción

Un día "La Coquita" comenzó a predicar su religión, cosa que fue mal vista por los lugareños, pues consideraban que no era un hombre consagrado y que blasfemaba. Don Julián fue golpeado en más de una ocasión por predicar a la gente. Más tarde "La coquita" se exilió en su islote.

Aquí es donde empieza la historia de las muñecas y de Don Julián Santana Barrera. Dicen que en la década de los cincuenta murió ahogada una niña cerca de la chinampa de "La Coquita", y desde ese momento se comenzaron a escuchar lamentos, pasos y voces de mujer.

De acuerdo con DFNet, "La Coquita" decoró su islote con muñecas, que había recogido antes de su exilio y algunas otras que habían llegado flotando; esto para ahuyentar a los malos espíritus y para que se dieran mejor sus cosechas.

“Tenía una muñeca preferida que era "La Moneca", de todas las chozas que tenía, siempre la trasladaba de una a otra. Una de las chozas estaba llena de mulitas que él hacía con hojas de maíz y las tenía colgando, también tenía cruces que hacía con pedazos de madera de ahuejote, recortes y fotografías de personajes de la política, delegados de Xochimilco, artistas, estudiantes y gente que lo iba a visitar,” dice el profesor Sebastián Flores Farfán, cronista de la Delegación Xochimilco, quien también fue jicarero de "Los Cuates" en su infancia.

La muerte de La Coquita

Un día, cincuenta años después de la muerte de la niña, Santana Barrera se acercó al sitio donde murió la pequeña para comenzar sus actividades de costumbre, que eran cantarle a la sirena que se lo quería llevar; esto lo hacía para espantarla.

Ese día no alcanzó a ahuyentar a la sirena, y fue víctima de un infarto al miocardio. Don Julián cayó muerto, justo en el mismo lugar donde se había muerto la niña.

La propiedad pasó a ser de Anastasio Santana Velasco “El Chope”, sobrino de Don Julián, quien actualmente vive y atiende a los visitantes de la "Isla de Las Muñecas".

De acuerdo con TVNotas, esta isla cobró popularidad cuando se hacía un rescate ecológico de Xochimilco en la década de los años noventa, y desde entonces han llegado turistas que aseguran tener encuentros paranormales con estas muñecas.

Algunos otros son creyentes, y van a la Isla exclusivamente para pedirle un favor a “La Moneca”, la muñeca más famosa del lugar.

Al lugar se llega por el embarcadero de Cuemanco. Es importante buscar la isla donde se encuentra "El Chope", pues ya hay varias réplicas de la isla.

 

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS