Sacerdote revela red de prostitución de menores en el Vaticano

Un sacerdote pedófilo preso reveló la existencia de una red de prostitución infantil
Redacción
29/06/2013 - 06:42

Italia inició una investigación sobre las acusaciones de un sacerdote pedófilo preso quien reveló la existencia de una red de prostitución de menores que presuntamente opera dentro del Vaticano.

Patrizio Poggi, de 64 años, dijo a las autoridades italianas que un ex Carabinieri operaba como lenón de jóvenes que se prostituían para nueve sacerdotes.

Poggi, quien cumple una sentencia de cinco años en prisión por abuso de adolescentes mientras era el cura de la iglesia de San Filippo en Roma, dijo que su confesión es para proteger a la Iglesia Católica y a la comunidad cristiana.

Los jóvenes eran elegidos por su situación de pobreza, señaló el cura convicto al diario italiano Il Messaggero.

El policía en cuestión reclutaba a los niños, la mayoría de ellos inmigrantes de Europa oriental, fuera de un bar gay llamado Twink, cerca de la estación del tren Termini en Roma.

Supuestamente utilizaba un vehículo compacto con logotipos de vehículo de emergencia, desde donde hacía la selección de sus víctimas.

Un supuesto cómplice, administrador de una agencia de modelos, participaba en la selección de los menores.

Los jóvenes eran engañados con falsas ofertas de trabajo como modelos o actores, de acuerdo con la declaración de Poggi.

El agente también buscaba jóvenes en discotecas gay, saunas y gimnasios en todo Roma. Supuestamente también está involucrado en esta red un contador.

Los menores recibían como pago entre 150 y 500 euros por realizar actos sexuales en diferentes iglesias de la capital italilana.

Poggi también acusó al ex Carabinero de vender hostias consagradas para ritos satánicos.

Poggi supuestamente presentó evidencias documentales y fotográficas a la policía, en presencia de dos miembros del clero del Vaticano que avalaron su credibilidad.

Poggi identificó a los nueve sacerdores involucrados, entre los que se incluyen dos dignatarios y un conferencista. Hay tres investigaciones formales generadas a partir de esta declaración.

Las acusaciones fueron rechazadas por el Vaticano a través del cardenal Agostino Vallini, jefe del Vicariato Católico de roma, quien dijo que los alegatos son falsos y que responden a un deseo de venganza personal.

El Vaticano se rehusó a la posibilidad de reinstalar a Poggi después de que cumpla su condena en prisión.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK