La niña autista que gana miles de dólares

Iris Grace Halmshaw es toda una artista a sus tres años de edad
28/08/2013 - 09:03

Iris Grace Halmshaw vende sus obras por miles de dólares, y lo mejor de todo es que apenas tiene 3 años de edad.

La pequeña utiliza la pintura como terapia para para afrontar el autismo que padece. Aunque no puede pronunciar ninguna palabra, se comunica con las maravillosas obras que hace con sus manos.

Trabaja desde su casa de Leicester, Inglaterra: “La pintura le ha ayudado a mejorar su comportamiento y le ha dado más confianza. A mí también me ha ayudado; ahora la combino con la terapia del habla para mejorar su capacidad de comunicación”, dijo su madre, Arabella Carter-Johnson a RT.

Los médicos le diagnosticaron autismo en el año 2011, y desde entonces la madre de la pequeña probó todo tipo de terapias con su hija. Iris mostró progresos mediante la pintura, haciendo verdaderas obras de arte.

Arabella compartió las obras por Facebook y así comenzó a vender los cuadros, pues fueron surgiendo muchos interesados.

“Podríamos haber vendido cada uno de sus cuadros diez veces, pero decidimos poner a la venta solo algunos de los originales y quedarnos con el resto. También vendemos reproducciones para recaudar dinero para su terapia”, dijo la madre de la pequeña artista.

Actualmente han ganado cerca de 1.500 libras (unos 2.300 dólares), pero un nuevo cuadro que ha salido a subasta ya ha alcanzado pujas que superan esa cifra.

Expertos comparan la técnica de Iris con la del impresionista francés Claude Monet. Sin embargo, sus padres evitan este tipo de tipo de comparaciones y aseguran que Iris tiene un estilo propio: “Veo como prueba técnicas diferentes a su manera... se siente libre y le gusta experimentar. Cada uno de sus cuadros es diferente”, afirmó Carter-Johnson.

“Nos alegramos mucho por Iris, porque su obra está siendo valorada y además sirve para que la gente tome conciencia del autismo”, aseguró la madre de la pequeña.

“Teníamos previsto montar una exposición pero, de momento, lo dejaremos para más tarde. Una muestra le requeriría mucho tiempo a Iris y ahora está haciendo grandes progresos. Preferimos centrarnos en su mejoría y organizar la exposición más tarde”, señaló la madre.

Por otra parte, Carter-Johnson planea escribir un libro sobre la habilidad de su hija y continuará subastando sus cuadros a través de internet.

Para la madre la mayor recompensa que obtiene es ver a su hija sonreír ante un lienzo como nunca antes lo había hecho: “Nos llena de alegría verla pintar y, aunque ya nos parezca algo normal, siempre hay un momento en el que nos deja boquiabiertos con cada uno de sus cuadros.”

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK