Coreanos desnudan y encierran a empleada en Toluca

Comerciantes coreanos golpean y desnudan a una empleada tras acusarla de robar una cuchara
26/11/2015 - 11:27

Por: Gerardo Mendoza

EN TOLUCA; Una pareja de comerciantes coreanos están acusados de retener y vejar a una empleada a la que acusaron de robarse una cuchara que valía tres pesos. 

La joven, que es menor de edad, fue desnudada y encerrada en el baño de una tienda llamada ‘La Zaga’, ubicada frente al edificio de Gran Plaza, en el centro de Toluca. 

Todo empezó cuando los dueños acusaron a Scarlet , de 17 años, de robarse el utensilio. Por ello, la encerraron en el baño y la golpearon, además de que la obligaron a desnudarse y le tocaron los senos. 

Posteriormente, la menor logró escapar y llegar a su casa a pedir ayuda. “Los señores tienen varias tiendas, una de ellas en el municipio de Zinacantepec que es donde se suscitó el abuso por parte de los coreanos. Acusan a su empleada de robarse una cuchara, la meten al baño y la desnudan para saber dónde llevaba la mercancía. La patrona le toca sus senos y además le pegan, la chica sufre toda clase de humillaciones y no le encuentran nada”, explicaron autoridades.

enfrentamiento. Como pudo, la muchacha logró salir del local y pedir ayuda de sus padres. Cerca del mediodía, la menor, junto con su mamá, se presentó en la tienda con razón social “La Zaga”, situado en avenida Benito Juárez, en Toluca, para buscar a los patrones y exigir que por lo menos le pagaran los días que estuvo laborando con ellos. “Para entonces los coreanos ya estaban aquí en su negocio, en el centro (de Toluca), les pedían que le pagaran a la chica los días que le debían y además la mamá les reclamó el proceder a la pareja de extranjeros, y eso les molestó de nuevo”, agregaron los uniformados.

La discusión subió de tono hasta que Scarlet entró en shock y perder el conocimiento, por lo que tuvo que ser atendida por paramédicos, y pidieron auxilio de la Policía Municipal de Vialidad que eran los más cercanos a la zona.

La pareja de coreanos fue detenida por la policía. Decenas de peatones se detuvieron para mirar lo que pasaba en la entrada de aquel local marcado con el número 711, ubicado frente a Gran Plaza Toluca.

Cuando la menor recobró el conocimiento fue trasladada al lado de su mamá ante autoridades de la PGJEM para levantar la denuncia correspondiente en contra de la pareja de comerciantes asiáticos. 

 

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK