‘LLORABAN POR AGUA’

Sube a 10 el número de migrantes fallecidos en tráiler

Tomaban turnos para respirar a través de un hoyo, narran los sobrevivientes
Redacción
25/07/2017 - 11:42

El interior del remolque estaba completamente oscuro, apiñado con unos 90 inmigrantes, o más, cuando salió de la localidad fronteriza de Laredo, en Texas, EU, para recorrer 240 kilómetros hacia el norte de San Antonio. 

No pasó mucho tiempo antes de que los pasajeros, quienes sudaban copiosamente en el creciente calor, “comenzaran a llorar y rogar por agua. Los niños gimoteaban. La gente tomaba turnos para respirar a través de un hoyo en la pared del remolque. Golpearon la estructura y gritaron para llamar la atención del conductor. Luego comenzaron a desmayarse”, dijo un testigo.

Para cuando el conductor se detuvo en un Walmart de San Antonio alrededor de la medianoche del domingo y abrió la puerta, ocho personas estaban muertas y dos más morirían después en un hospital, el último un guatemalteco de nombre Frank Fuentes, de 20 años.

Los detalles del viaje fueron narrados por Adán Lara Vega, un sobreviviente mexicano.

“Después de una hora escuchaba que lloraban, pedían agua; yo también sudaba. Toda la gente se desesperaba y después perdimos la conciencia”, dijo Adán Lara Vega, desde la cama de un hospital. 

LA AGONÍA. Otro víctima describió a investigadores la arriesgada travesía que inició en México; dijo que él y otros cruzaron en una balsa hacia EU, después de pagarles a traficantes de personas 12 mil 500 pesos mexicanos, una cantidad que también incluía protección del cártel de ‘Los Zetas’. 

Luego caminaron hasta el día siguiente y se subieron a una camioneta pick-up hasta Laredo, donde fueron colocados en el remolque para ser llevados a San Antonio.

El pasajero dijo que debía pagarle a los traficantes 5 mil 500 dólares una vez que llegaran. 

Otro testigo les dijo a las autoridades que era parte de un grupo de 24 personas que permanecieron en un “depósito”, en Laredo, durante 11 días antes de ser llevados al camión. 

TOTAL OSCURIDAD. Lara Vega explicó que los traficantes que lo ocultaron a él y a seis amigos en una casa de Laredo, les dijeron que irían en un espacio con aire acondicionado. El jornalero mexicano del estado de Aguascalientes, aseguró que cuando se subieron al tráiler, en una calle de Laredo la noche del sábado para el viaje de dos horas a San Antonio, ya estaba lleno de gente, pero estaba tan oscuro que no distinguieron cuántos eran. 

Agregó que nunca le ofrecieron agua y nunca vio al chofer. 

Un pasajero informó que seis camionetas negras todo terreno esperaban el tráiler para recoger a los inmigrantes, unidades que se llenaron en cuestión de minutos. La policía de San Antonio dijo que en un video de seguridad de la tienda se veía que vehículos recogían a algunos inmigrantes. 

El mexicano Lara Vega contó que fue deportado de EU hace tres años, pero decidió volver a intentarlo por la crisis económica en donde vive con su esposa, hija de cuatro años e hijo de tres. 

PODRÍAN DARLE PENA DE MUERTE. El conductor del camión, James Bradley, de 60 años y originario de Clearwater, Florida, fue declarado culpable de los decesos de 10 inmigrantes que murieron encerrados y sin ventilación en el vehículo, por lo que podría ser condenado a muerte o, incluso, hasta la pena capital y a una fianza de 250 mil dólares, según autoridades estadounidenses.

El camionero dijo a la policía desconocer que en su camión hubiera inmigrantes hasta que, alertado por los golpes, abrió el remolque y decenas de inmigrantes comenzaron a salir del vehículo, luego de estacionarse en unos almacenes de un Walmart, en San Antonio. Bradley le dijo a las autoridades además que cuando llegó a San Antonio nadie recibió el camión.

El camión tenía matrícula de Iowa y estaba registrado con la compañía Pyle Transportation Inc., de Schaller, Iowa. 

El presidente, Brian Pyle, dijo que había vendido el tráiler a alguien en México y que Bradley debía entregarlo en un punto de encuentro en Brownsville. 

UNO MÁS. El saldo de la travesía es, hasta ahora, de 10 migrantes muertos: la policía halló ocho dentro del camión y dos más fallecieron en el hospital. El décimo fallecido es un hombre de Guatemala, según la Fiscalía estadounidense.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK