Ratifican acoso a activista: Caso Narvarte

La madre y un hermano de Nadia Vera hacen señalamientos sobre amenazas contra su familiar
19/08/2015 - 12:48

Personal de la Fiscalía de Homicidios de la PGJDF arribó ayer a Veracruz para recabar las declaraciones de Arturo Bermúdez Zurita, secretario de Seguridad Pública del estado; del ex titular de esa dependencia, Sergio López Esquer, así como de la presidenta de la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas, Benita González, como parte de las investigaciones del multihomicidio en la colonia Narvarte.

En las declaraciones recabadas en el expediente del caso, sólo la madre y un hermano de Nadia Vera hacen señalamientos sobre amenazas y acoso contra su familiar de parte del gobernador de Veracruz, Javier Duarte,  y funcionarios de su administración.

“Alrededor del mes de octubre de  2013, (Nadia) fue también levantada por una patrulla cuando iba por la calle y si bien le infringieron lesiones menores, el mayor propósito fue de amedrentarle para evitar que continuara denunciando a los medios lo que sucedía en el estado… al llegar a tanto nivel el acoso, comenzó a relegarse cada vez más de este grupo de activistas”, dijo un hermano de Nadia.

En sus declaraciones, que forman parte del expediente FBJ/BJ-17T2/4379/15-07, el hermano de Nadia también dijo que supo que el fotoperiodista Rubén Espinosa era acosado por el gobierno veracruzano.

“Incluso decidió autoexiliarse hacia el Distrito Federal, ya que comenzó a creer que lo seguían, así que a principios de junio, ante el nivel de acoso, se vino a vivir al Distrito Federal; mi hermana, aunque ya no estaba tan metida en el grupo activista, por la amistad que sentía con Rubén, lo recibió en su casa”, indicó el testigo.

ACOSO CONTINUO.  La  madre de Nadia sostuvo que en la ciudad de México Nadia nunca recibió alguna amenaza, pero durante los últimos meses que vivió en Veracruz fue víctima de acoso de la policía. 

“En una ocasión mi hija se encontraba en una marcha y unas mujeres policías le quitaron su teléfono celular; en otra ocasión la policía la subió en un carro, la amenazaron y la estuvieron paseando varias horas, diciéndole que dejara de dedicarse al activismo o le iba a ir mal”, dijo.

La procuraduría capitalina informó que su personal permanecerá en Veracruz el tiempo que sea necesario. 

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK