"Bésame mucho" Por Lulú Petite

Me gusta su sonrisa, sus manos, la plata en su cabello, su sentido del humor, sus mensajes de texto...
Lulú Petite
18/06/2013 - 05:55

Querido Diario:

Has de saber que cogí con Arturo ¿Ya te he contado de él?

Arturo es un ingeniero civil. Atractivo, maduro, encantador y muy chambeador. Se la vive trabajando. Hoy está aquí, mañana allá, pasado más lejos; de proyecto en proyecto, de obra en obra. Es un hombre escrupuloso, divertido, inteligente y, sobre todo, exquisito en la cama ¿Qué quieres? Ya sé que te choca que te lo restriegue en la carota pero te aguantas: ¡Coge sabroso!

Me gusta su sonrisa, sus manos, la plata en su cabello, su sentido del humor, sus mensajes de texto (entre coquetos y divertidos) y, desde luego, su miembro, de la medida perfecta para embonar entre mis muslos. Es una espléndida persona. Has de entender, aunque no disculpar, que me emocione cuando me llama. Ya sabes, luego, luego corro, vuelo y me acelero a atenderlo. Me gusta.

Nos saludamos con un beso. He de admitir que un hombre me tiene prácticamente ganada cuando beso sus labios y encuentro en ellos un sabor agradable. Arturo sabe a menta y a sal. Besa bien. Generalmente me toma de la cintura, me mira fijamente y con una media sonrisa socarrona, pone sus labios cerca de los míos, hace una pausa y, entonces, no me queda más remedio que recorrer el pequeño espacio restante y ser yo quién le coma la boca.

Primero un beso suave, de esos piquitos. Después los labios juegan, danzan. Atrapo entre los míos su labio inferior, abro la boca, siento su lengua romper resistencias, abrirse paso. Cuando me doy cuenta el beso tímido ya se convirtió en un besuqueo atrevido y caliente, un encantador juego de lenguas que se saborean.

Sabe usar las manos. Siempre he pensado que las caricias son primordiales en el arte del buen besar. Antes, como establece cualquier manual de buena educación en el besuqueo, hay que cerrar los ojos para concentrar los sentidos en la caricia de los labios y, entonces sí, sazonarlo explorando otras zonas erógenas: la nuca, el cuello, los lóbulos, la parte de atrás de las orejas. Sentir unos dedos inteligentes mientras te abandonas al sabor de un beso es una de las cosas que los hace más disfrutables.

Yo me pendí de su cuello, él me acariciaba el cuerpo, recorría mi espalda con sus nudillos, rozaba mis nalgas, las apretaba. Ceñía su cuerpo al mío casi con violencia.

Siguieron los besos camino a la cama. Todavía con el pantalón puesto le toqué el miembro, se lo acaricié con la intención de provocarlo y de ir tanteando la delicia con que me iba a despachar. Me gusta sentírselo.

Nos desnudamos con prisa, entre más besos y caricias. El sexo, como siempre, fue súper rico, caliente, estupendo. Nos despedimos con otro beso. Uno de esos tiernos y rápidos, que dejan en los labios un sabor de “hasta la próxima”:

Me gustan sus besos. Hay quien dice que los besos sin amor saben todos a lo mismo. No lo creo. He recibido y dado infinidad de besos sin amor y puedo asegurar que, al menos para mí, cada uno ha sido un bocado distinto.

Incluso besando a la misma persona, cada beso es un canapé diferente en un bufet interminable. Puede parecer el acto simple de dos bocas encontrándose, pero son tantas las pequeñas diferencias y claves de un buen beso que una sabe cuándo va a tener sexo de calidad desde el instante en que los labios se tocan.

Incluso el hombre menos atractivo, siendo un buen besador, puede hacer maravillas en la cama, en cambio el tipo más guapo, si al besar es un desastre, odiarás haberte acostado con él.

Hay muchas técnicas para convertirte en un buen besador. Cuando quieras, te las puedo enseñar cada una, en clases privadas, con besos de verdad e instrucciones precisas. Mientras te decides, el mejor consejo para un buen beso comienza en cepillo de dientes y termina en que cierres los ojos y disfrutes. Recuerda que un beso no es el contacto de dos bocas, sino una de las formas más tiernas, íntimas y calurosas de comunicación y confianza entre dos seres humanos, por eso siempre que puedas: besa.

Hasta el jueves

Lulú Petite

 

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK