Minifaldas para derrochar sensualidad

Los mejores tips para usar esta prenda sin lucir vulgar u ordinaria
13/05/2015 - 07:00

La falda es uno de esos accesorios básicos que para algunas, no pueden faltar en el closet de una mujer. Las hay largas, no tan largas, medianas y hasta las minis que —bien usadas— funcionan mejor que el toloache.

Pero para usar correctamente una minifalda y hacerla funcionar, se necesita un poco más que sólo ponérsela. 

Por eso, me encaminé a buscar a mujeres portadoras de minifaldas que nos enseñaron los mejores tips para usarlas sin vernos vulgares o como tamal mal amarrado.

Así desde una mini en tiempos de calor, hasta en el mes más frío, te damos los mejores consejos para  usarla sin cruzar esa delgada línea que divide lo sensual de lo ordinario. Por que como dicen “mujer bien vestida, es bien recibida”.

1. Una  buena falda todo lo tapa.  En algunas ocasiones pensamos que entre más corta es una falda, más sensual se ve. Pero a diferencia de lo que Dulce María —y sus múltiples minifaldas nos han hecho creer—, una buena falda se mide en el largo en que la uses. Nuestras encuestadas nos comentan que traer una mini que más que falda parece cinturón sólo te hará ver vulgar,  por eso intenta vestir con una que “ni tanto que queme al santo ni tanto que no lo alumbre”.

2. Con zapatos de tacón, las nenas se ven mejor. Si te quedaste atrapada en los 90s y bajo el consejo de Guadalupe Esparza, lamentamos decirte que él no sabía nada sobre las minifaldas. Y es que nuestras encuestadas nos dicen que los tacones con minifaldas no van bien. Utiliza mejor zapatos bajos o durante el invierno combínalas con botas hasta la rodilla o botines.

3. La que no enseña no vende. Lucir femenina y sensual no necesariamente implica mostrar todos nuestros atributos y curvas. Es mejor dejar un poco a la imaginación, a parecer recién salida de un video de regaetton. Por eso “si vas a usar una minifalda, utiliza un camisa o blusa larga”. Evita los tops o camisas con escotes pronunciados.  No olvides que hay un dicho que dice “la que enseña demasiado, vende barato”.

4. Ante la duda, la más peluda. Sabemos que en año del caldo, tener más pelo que la otra era un atributo a calificar para ser elegida entre los hombres. Pero en el presente, jamás apliques este refrán de la abuelita a la hora de usar una minifalda. Así que si te pones una falda pequeña, asegúrate de estar bien arregladita y bien depiladita.

5. De la moda, lo que te acomoda. Jamás te sientas forzada a utilizar una prenda de vestir que no te gusta o que pienses que no se te ve bien. Cada quien es dueña de su forma de vestir, de vivir y de ser. Y si las faldas no son lo tuyo, ser mujer no te obliga a portarlas. Recuerda que “No es la apariencia, es la esencia. No es el dinero, es la educación. Y no es la ropa, es la clase”.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK