Gato furioso acorrala a una familia en una habitación

El padre de familia tuvo que solicitar los servicios de emergencia del 911
12/03/2014 - 10:15

La Policía de Portland, Oregon, Estados Unidos tuvo que controlar a un gato Himalaya de 10 kilos (22 libras), que tenía atrapada a una familia conformada por un matrimonio y un bebé.

Todo comenzó cuando el gato rasguñó al bebé Jesse de siete meses de edad, al ver esto, el padre del niño, Lee Palmer, le dio una patada en el trasero a su gato.

Tras la patada, el gato enfureció y trató de atacar a toda la familia, por lo que la señora Teresa Barker, el señor Lee Palmer y su bebé decidieron esconderse en una habitación junto con el perro. Sí, el perro también se escondió.

La familia intentó llamar por teléfono a Control de Animales, pero al no poder comunicarse decidieron pedir ayuda al 911.

 

El sargento Pete Simpson, portavoz de la Policía de Portland, dijo que los agentes respondieron a la llamada y fueron a auxiliar a la familia y al perro.

Simpson dijo que el operador del número telefónico de emergencias escuchaba al gato bufar mientras la familia esperaba a la policía.

Con la ayuda de un aparato que se usa para controlar perros lograron capturar al enorme y molesto felino y meterlo a una jaula.

De acuerdo con ABC, los dueños de la enorme mascota, el gato ya se había comportado violentamente en otras ocasiones. Pero al final de cuentas, decidieron seguir viviendo con el gato.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK