Captura del Chapo 'de película'

Don Carlos vio cómo la tranquilidad de su barrio se derrumbaba en minutos
Redacción
10/01/2016 - 12:28

A las 04:15 horas del 8 de enero iniciaron los balazos. Zumbaban en la esquina de las calles Jiquilpan y Río Quelite, una zona habitacional donde viven familias de empresarios y políticos. A sólo un par de cuadras reside la madre del gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez.

Don Carlos, un vecino que solicitó que se le cambiara el nombre por su seguridad, veía por la ventana de su casa cómo la tranquilidad del barrio se derrumbaba en unos cuantos minutos. Los marinos tiraban balas en repetidas ocasiones a una vivienda pintada de blanco, rodeada de árboles frondosos. Para él eso no tenía sentido. No sabía que alguno de sus vecinos tuviera un pasado delictivo, ni siquiera los de esa vivienda que las Fuerzas Armadas baleaban sin descanso.

La balacera duró alrededor de 45 minutos. De acuerdo con la información recabada, cuando acabaron las detonaciones, Guzmán Loera se hallaba dentro del drenaje. El criminal lo había hecho en otras ocasiones. Conocía el sistema.

Fueron entre tres y cuatro horas las que duraron “El Chapo” y “El Cholo Iván” caminando por un ducto pluvial, que por sus dimensiones sólo a gatas se puede recorrer. La empresa no era corta: entre la casa de seguridad y la salida, en el crucero de Jiquilpan y Antonio Rosales, hay una distancia mayor a un kilómetro.

Al hacer una revisión del lugar, un grupo de reporteros locales e internacionales que intentaban reconstruir lo sucedido abrieron la escotilla del crucero y hallaron un rifle AR-15, una arma de alto poder que debió ser abandonada por uno de los dos criminales antes de salir a la superficie. El rifle se encontraba recargado en la pared del drenaje, encajado en el fango y cubierto con restos de lodo. El primero en abrir la escotilla fue un periodista extranjero del medio ABC News.

Una vez que “El Chapo” salió de la escotilla, él y “El Cholo Iván” despojaron a una persona de su vehículo Ford Focus color rojo y lo utilizaron para huir. Recorrieron la calle Antonio Rosales y llegaron a la carretera que conecta a Los Mochis con el estado de Sonora.

Todavía no se conoce el momento preciso en que fue detenido por la autoridad, pero todo indica que fueron unos policías federales los que los detuvieron ante el reporte de un coche robado. Supuestamente los agentes lo llevaron a uno de los moteles que le quedaban más cerca, y fue el caso del Hotel Doux.

Según testimonios de trabajadores del hotel, los elementos federales esperaron apoyo de seguridad dentro de la habitación 51, lugar donde le tomaron una foto y que posteriormente fue filtrada en redes sociales, incluso varias horas antes de que fuera presentado ante los medios de información.

 

(Foto: El Gráfico)

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK