Pasar la barrera de la amistad a veces es riesgoso

Tener sexo con tu amiga: lo bueno y lo malo

La diferencia entre acosar y seducir, ser consciente o enamorarse son imprescindibles
Redacción
05/03/2016 - 05:00

El miedo de que una relación de amistad de años entre dos personas se termine en un par de horas gracias a que uno de los dos quiso experimentar en el terreno sexual es latente en muchas personas, es por eso que este sábado te traemos los puntos a favor y en contra.

Uno de los temas más populares entre este tipo de relaciones es el riesgo de convertirse en un 'acosador', aunque también se puede terminar enamorado.

Lo bueno

1. Si ya dieron el primer paso y tuvieron relaciones sexuales, es posible que se vuelva a repetir si ambos lo gozaron de la misma forma. De lo contrario puede llegarse hasta tener animadversión.

2. Si el hombre es físicamente atractivo le resultará más fácil despertar el libido sexual de ella, pues de acuerdo con SDP se sitúa como el principar elemento a la hora de incitar a tener intimidad.

3. Si ella se siente bien consigo misma estará más segura y por consiguiente aumentarán sus ganas de demostrar sus habilidades en la seducción.

4. Cuando dos personas sólo tienen sexo, estar conscientes de que sólo es eso ayudará a que la situación no se torne una confusión, en la que se involucren sentimientos de afecto.

5. La relación entre ambos no tiene que ser exactamente fría o seria, ayuda mucho cuando existe diversión, empatía y una conversación fluida.

6. De acuerdo con la misma fuente, el sexo entre dos personas que no son pareja les ayuda a superar episodios anteriores de desamor o rechazo.

Lo malo

1. Excederse e invadir el espacio vital puede resultar molesto para ella, es importante tener en cuenta la diferencia entre seducir y acosar.

2. Cuando esa amistad entre ambos se convierte en sólo sexo, la misma corre peligro de desaparecer si se le desatiende.

3. Volverse 'adicto' a ella y sentir amor después es otro de los riesgos que se tienen que correr.

4. No cuidarse con preservativos conlleva desde enfermedades de transmisión sexual hasta embarazos no deseados.

5. No tener un lugar en dónde disfrutar la intimidad se puede convertir en un problema para ambos, debido a que los hoteles no son baratos y hacerlo en lugares incómodos desencadena muchas veces insatisfacción.

6. Sentirse un “objeto sexual” se vuelve también un obstáculo, enseguida viene el sentimiento de no sentirse valorada (o valorado), lo que puede enfriar esa amistad.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK