Comando armado los acribilla en un sillón

Un comando entró a la unidad habitacional Infonavit Norte, en Cuautitlán Izcalli, y sin mediar palabra ejecutó a tres jóvenes
02/12/2015 - 10:28

Ellos no tuvieron tiempo de correr, ni siquiera de levantarse. Antes de que realizaran cualquier movimiento, “El More”, “El Rito” y “El Aush” ya tenían enfrente al comando armado que entró a la unidad habitacional donde se reunían para vaciar sus armas sobre sus cuerpos, sin mediar palabra.

La tarde de ayer, Alejandro Salazar Cortés, alias “El More”, se reunió con Óscar Emmanuel Alba Reza, conocido como “El Rito” y con René Pérez, “El Aush”. Los amigos destaparon una caguama y se sentaron en un viejo sillón colocado en la explanada central de la unidad Infonavit Norte, en Cuautitlán Izcalli.

Ahí, en el lugar conocido como Los Sietes, era normal ver a los tres jóvenes pasar los días y las noches buscando acomodo en el desvencijado mueble, a penas a unos pasos de sus domicilios. Dicen algunos vecinos que el lugar es famoso porque venden droga. 

Con la confianza de estar platicando en grupo, los jóvenes permanecieron bebiendo en el sillón; para los vecinos que pasaban frente a ellos había saludos cordiales, al igual que para las mamás que pasaban por el lugar para recoger a sus hijos a las puertas de la escuela primaria Leyes de Reforma, que está a unos metros. 

Fue aproximadamente a las 12:20 horas cuando varios disparos se escucharon hasta del plantel educativo. Eran las balas de hombres armados que caminaron hasta el sillón y dispararon contra los jóvenes.

Dos de las víctimas quedaron sentadas en el sofá, la fuerza de los impactos terminaron por lanzar al tercero al pavimento, tapizado de casquillos percutidos. Esa fue la escena que encontraron los vecinos al salir a ver lo que pasaba. 

echan bala al aire. Después de acribillar a las víctimas, de no más de 25 años, y para asegurar su huida, los agresores corrieron hacia la avenida Citlaltépetl lanzando disparos al aire hasta llegar a una camioneta que los esperaba y en la que lograron escapar.

Policías municipales, estatales y elementos del Ejército llegaron minutos después, cuando todo era calma y los curiosos observaban los tres cadáveres.

"Era su destino", decían amigos y vecinos a los familiares que llegaron hasta el lugar para llorarle a los jóvenes. Las clases del turno vespertino en la primaria fueron suspendidas.

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK