Fantasmas de la Ciudad: La misteriosa casa de La Tía Toña

Un lugar en donde ocurren diversos fenómenos paranormales
01/11/2013 - 05:44

En la Barranca El Castillo, en la tercera sección del Bosque de Chapultepec, muy cerca del Panteón de Dolores, hay una casa que es uno de los principales atractivos de los amantes de sucesos paranormales.

Si te adentras en el bosque con dirección a la casa, escucharás risas de niños, lamentos de mujer y quizás podrás observar algunas sombras antropomorfas paseándose entre los árboles.

Para entrar a la casa, se debe cruzar un puente arruinado y viejo, al caminar sobre él se escucha la madera crujir; la casa siempre está rodeada de una espesa niebla, sin importar las condiciones del clima, y si divisas hacia la casa, podrás ver el rostro de una anciana mal encarada asomándose por una de las ventanas.

La Tía Toña odia que la gente se acerque a  su propiedad, y se piensa que eso provoca un gran número de accidentes mortales, como el que ocurrió el pasado 7 de marzo del 2008, cuando veinte estudiantes cayeron a una de las barrancas que rodea la casona embrujada.

La leyenda de La Tía Toña

Se dice que en esta lujosa casa vivió una solitaria mujer de avanzada edad, suplía sus necesidades de compañía ayudando a los demás, les daba comida, cobijo y techo a los niños más pobres.

Sin embargo, estos niños de la calle no tenían buenos modales, y comenzaron a fastidiar a esta pobre mujer. Un día la conducta de los jóvenes colmó la paciencia de la anciana, y en un arrebato de ira, la mujer los asesinó a todos.

La tía Toña se deshizo de la evidencia llevando los cuerpos de los infantes por la barranca y aventó los cuerpos al río. Más tarde los sentimientos de culpa provocaron que la anciana se suicidara en su recámara. Aunque nadie sabe a ciencia cierta cómo murió, algunos dicen que el cuerpo sigue en la habitación principal de la mansión y otros dicen que los espíritus de los niños continúan atormentando a esta mujer.

Accidentes

La verdad es que muchas personas, principalmente borrachos y pordioseros, han muerto y otras más se han accidentado al tratar de llegar a la casa de La Tía Toña, pero se debe a que en ese lugar hay muchas barrancas y poca iluminación.

Por su parte, la gente no deja de inventar extrañas historias sobre los desdichados que se resbalan o tropiezan y caen en esas barrancas.

La Realidad de la Casa de la Tía Toña

La mansión se localiza en una lujosa privada residencial en Cumbres de Acutzingo. Sí está habitada y tiene vigilancia, eso hace imposible entrar a vivir aunque sea una noche en busca de experiencias paranormales, aunque es posible caminar en la zona boscosa de alrededor en busca de una aventura.

Para llegar se puede entrar por Paseo de la Reforma (dirección Santa Fe) y dar vuelta a la izquierda en Cumbres de Acutzingo (A la altura del Hunan), o por Constituyentes (también dirección a Santa Fe), dando vuelta a la derecha por Paseo Lomas Altas, hasta llegar a Cumbres de Acutzingo.

También es posible llegar buscando los senderos que se pueden encontrar en la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec. Los caminos por el bosque son peligrosos e inseguros, se recomienda llevar botas para evitar torcerse los tobillos. 

 

Ver mapa más grande

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK