Cierran 15 bares por extorsión

Dueños de antros y restaurantes acusan desinterés de la autoridades capitalinas
01/07/2015 - 12:27

Por David Fuentes

En los últimos 12 meses y a consecuencia del cobro de piso en el corredor comercial de la Condesa-Roma, Insurgentes, 15 bares y restaurantes han cerrado sus puertas por no poder pagar la extorsión a los grupos criminales, que aseguran, se han apoderado de esta zona.

La Asociación Nacional de la Industria de Discoteca, Bares y Centros de Espectáculos (Anidice) ha detectado esta situación entre sus agremiados, quienes además han acusado la falta de interés de las autoridades capitalinas al no proporcionar mayor seguridad, a pesar de que la situación de inseguridad se ha incrementado.

Los empresarios de este ramo explicaron que después de lo sucedido en el bar Heaven los delincuentes, vendedores de droga al menudeo y extorsionadores desaparecieron; sin embargo, desde mediados del año pasado y lo que va de este regresaron más violentos y pidiendo hasta el doble de lo que pedían antes.

“Estamos buscando la mejor manera de protegernos entre nosotros, hemos registrado el cierre de al menos 15 locales comerciales en la zona de la Condesa por diversos problemas del cobro de piso, el asunto es que no vemos un apoyo real de ninguna autoridad”, explicó el presidente de la Anidice, Ismael Rivera.

ES COMPLICADO DENUNCIAR.  Los empresarios aseguran que es “complicado” denunciar, pues los extorsionadores les advierten que cuentan con protección de policías e, incluso, cuando se acercan al Ministerio Público los extorsionadores de inmediato se enteran, por lo que prefieren pagar la cuota y no exponerse junto con sus empleados y los clientes.

“Para los de la Procuraduría es muy fácil librarse de nosotros, siempre nos dicen que les llevemos pruebas o que no es cierto, en el mejor de los casos nos escuchan y nos dicen que primero pongamos atención al personal que contratamos y creen que los acusamos de extorsión para no liquidarlos ni nada de eso”.

Un propietario de un bar, quien pidió el anonimato, aseguró que hay muchas cámaras, por lo que no es posible que no identifiquen a los delincuentes.

“De repente pasa una patrulla, pero estos amigos se esconden, se mezclan entre la gente y ya, incluso para nosotros es muy extraño que exactamente cuando pasa el patrullaje desaparecen, eso nos hace pensar que están en contubernio”, dijo.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK