¿Por qué mienten?

vida salud bienestar
Silvia Ojanguren
19/08/2019 - 05:36

Una de las frases comunes en casa para los niños es “no digas mentiras”, que para muchos padres son inaceptables, pero pueden considerarse como un proceso normal en el desarrollo infantil.

La cuestión es relevante porque significan su principio de autonomía, apunta Claudia Sotelo Arias, directora del Centro de Especialización de Estudios Psicológicos en la Infancia (CEEPI).

El suceso ocurre por primera vez en niños de dos a cuatro años, entonces, “debemos determinar los propósitos y funciones que tienen las mentiras infantiles e interpretar sus verdaderos significados”.

Mentiras y verdades. La doctora Arias Sotelo menciona ejemplos sobre mentiras de los niños, cuyo significado se presenta de manera implícita:

Oposición al mandato de sus padres por rebeldía: “ya comí o no me dejaron tarea”, cuando es falso.

No acatar reglas de figuras de autoridad: “yo no empujé al niño, se cayó solo”, “yo no metí el dedo al pastel”.

Por represión o no sentirse avergonzado: “Yo no rompí la porcelana de la mesa”.

Cuando a un niño le molestan sus compañeros de escuela y miente al afirmar que se lleva bien con esos compañeros.

Mitos y realidades. “Es respetable cuando se dicen unas cuantas veces, pero cuando se vuelven una situación sistemática de mentiras lo más probable es que se esté presentando acoso escolar”, indica la experta médica.

Es momento de romper con las mentiras y tomar cartas en el asunto lo más pronto posible. 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS