Mitos sobre las carnes frías

vida salud bienestar
Silvia Ojanguren
05/09/2019 - 05:24

Alimentos como jamón, pechuga de pavo, salchichas, chorizo, tocino, salami, jamón serrano y mortadela han estado en las mesas mexicanas desde hace generaciones.

Maricarmen Osés, integrante de la Asociación Mexicana de Nutriología, menciona que las carnes frías son opción de proteína cárnica (animal) en una dieta saludable, variada y equilibrada.

Esto siempre y cuando se combinen con hábitos saludables y se elijan productos de marcas registradas para asegurar la calidad de sus ingredientes. 

La especialista derrumba algunos mitos y dice verdades sobre estas comidas:

Mito: Las carnes frías están hechas con sobrantes de la industria cárnica.

Realidad: Las marcas de prestigio se dedican exclusivamente a la producción de carnes frías que, además de ser innovadores, prácticos, ricos y versátiles, están hechos con carne de alta calidad.

Mito: No son saludables ni nutritivas.

Realidad: Son opción de proteína cárnica de buena calidad, rica en vitaminas y minerales, pueden incluirse en una dieta saludable, variada y equilibrada, que incluya todos los grupos de alimentos.

Mito: Tienen mucho sodio

Realidad: La sal es uno de los conservadores más antiguos que, además exalta el sabor. La OMS recomienda que su consumo no supere los 5000 mg diarios. Una salchicha de pavo aporta aproximadamente 400mg, una rebanada de jamón de pierna 218mg y una de pechuga de pavo 166mg. 

Mito: Las carnes frías no son recomendables por ser productos procesados.

Verdad: Es importante recordar que cualquier producto hecho de carne necesita ser procesado de alguna manera antes de ser consumido. Tal como marinamos, condimentamos y cocinamos los alimentos en casa. Esto es muy similar al proceso utilizado en la elaboración de las carnes frías, la cual se hace en una escala mucho más grande.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS