El culto a Transilvania

Bram Stoker se inspiró en un sanguinario conde para escribir Drácula y ahora esa tierra es visitada por millones
Silvia Ojanguren
31/10/2018 - 05:18

Los amantes de Halloween tienen un lugar especial en su corazón para el conde Drácula y los especialistas en viajes recomiendan las tierras de Transilvania.

El lugar donde el escritor Bram Stoker situó al más clásico de los vampiros está en Rumania, una de las regiones más encantadoras y menos exploradas de Europa y que seduce a los visitantes con su impresionante arquitectura gótica, bosques envolventes y gente amable.

La leyenda y el libro.  Es posible que pensar en Sighisoara, Transilvania, sea escalofriante, ya que más allá de la literatura de muertos vivientes fue tierra de “Vlad el Empalador”, famoso por su manera de castigar a sus enemigos y afición a beber sangre humana.

En Transilvania hay ruinas del castillo de Poenari de Drácula (de Vlad), el castillo de Bran inspirado en la película de Bram Stoker.

La noche de Halloween remata en la ciudad de Hunedoara, con una fiesta de disfraces en el Castillo embrujado Hunyad, en que se rumora que el verdadero Drácula estuvo preso siete años y se dice que allí hay actividad paranormal.

Sombras del pasado. El castillo tiene su propia historia de terror, dolor y tormento. El escudo de la familia es un atemorizante cuervo y una torre llamada Nje Bojsia (No tengas miedo).

La leyenda reza: el conde Lancu de Hunedoara prometió a tres prisioneros turcos su libertad si lograban encontrar agua en las rocas.

Los prisioneros cavaron 28 años hasta encontrar el líquido vital. El Conde había muerto y su esposa incumpliendo la promesa, los mando ejecutar. Antes de morir, los presos lograron escribir en la pared: “Ahora tiene agua, pero usted no tiene corazón” junto con sus nombres.

La inscripción sigue ahí y algunas personas del lugar aseguran haberlos visto rondar el castillo.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK