“somos lo que comemos”

Dime lo que comes y te diré cuánto pesas

¿Sabías que la preferencia de los alimentos depende psicológicamente de las emociones?
01/11/2016 - 12:41

Seguramente en más de una ocasión has oído la frase “somos lo que comemos” y es que la comida no es más que un reflejo de ti. Con tan sólo observar qué tipo de comida consumes, se puede deducir qué tan saludable está tu organismo.

¿Sabías que la preferencia de los alimentos depende psicológicamente de las emociones?

Diversos factores intervienen en la alimentación, por ejemplo, los diferentes comportamientos y las emociones llevan a una persona a comer de más o peor aún a deshoras y omitir alimentos, obteniendo por resultado el incremento de peso y mayor atracción por los ingredientes con alto contenido calórico.

En un estudio realizado por el Banco Mundial, el 90% de la población come fuera de casa, destinando un 28% de sus ingresos en ello; en el caso de México este hábito es más fuerte en la clase media, equivalente al 39.2% de la población.

Para saber más de la importancia que tiene la alimentación en la salud, empecemos por la comida más importante del día: el desayuno. La mayoría de las personas tiene la mala costumbre de desayunar lo primero que se les atraviesa de camino al trabajo y es que las prisas y el ajetreo matutino no son buena combinación al momento de elegir los alimentos o hay quienes se lo “saltan”, lo que trae como consecuencia, efectos negativos en el organismo causando diversos padecimientos como gastritis, diabetes y sobrepeso.

Si te identificaste con el párrafo anterior, aquí te dejamos información útil para que vayas tomando en cuenta para cambiar a un estilo más saludable. 

 Para mantener un peso saludable, toma en cuenta que las calorías que consumes importan y mucho. Recuerda que el control de un peso equilibrado radica en que las calorías que ingieres deben ser en proporción al número de calorías gastadas o quemadas dependiendo el estilo de vida que lleves y de la actividad física que realices.

El desayuno es indispensable para cargar de energía al organismo durante el día, así que asegúrate de que este contenga los ingredientes y calorías necesarias para lograr tus objetivos. Prepara un desayuno completo y equilibrado de manera fácil.

No está de más que aprendas a diferenciar los hábitos que te hacen ganar peso. ¡Tu salud y cuerpo te lo agradecerán!

  • Platos muy grandes: en él servirás más comida y obtendrás por resultado comer más.

  • No tener un plan de alimentación: consulta a un médico para que te guíe en cómo balancear tus alimentos. Recuerda, comer sano no es sinónimo de pasar hambre.

  • Ir de compras sin una lista: este punto complementa el anterior, una vez que tengas definido tu nuevo régimen procura hacer una lista que contenga solamente lo necesario y ¡apégate a ella!

  • Comer con distracciones: ¿sabías que cuando comes pendiente de tu celular o revisando tus pendientes puedes ingerir hasta un 50% más de calorías?

Casi la mayoría de los casos con sobrepeso son derivados por la necesidad de comer, acéptalo, a cualquier hora del día te la pasas con antojos y desgraciadamente no son de lechuga, ni zanahorias o espinacas sino de helados, papas fritas, dulces, tacos, tamales, etc. Nuestro cuerpo pide desesperadamente lo que le hace falta y tener deseos de comer es una manera de hacernos saber qué es lo que le está pasando. Afortunadamente hay alimentos que pueden ser sustituidos por otros más saludables que satisfagan esa necesidad.

Aprende a sustituir y combinar los ingredientes que son más adecuados para ti.

También es cuestión de buscar alternativas en el mercado que pueden ayudarte a sustituir un ingrediente por otro. Recuerda que las porciones juegan un papel importante y están involucradas en este proceso de cambio, por eso, cada vez es más común que algunas de las grandes marcas de bebidas y alimentos ofrezcan a sus consumidores diversidad de productos ya sean light, bajos en azúcar, sin colesterol, etc. Ejemplo de ello, seguro has notado cuando vas al supermercado que en los anaqueles varias marcas integraron bebidas en versión mini con latas de 235 ml ideales para cambiar las porciones de consumo, lo cual fomenta una mayor responsabilidad e información antes de tomar la decisión de compra.

La relación con tu comida empieza desde que observas detenidamente cuándo, cuánto, cómo y qué comes. Hazte preguntas como: ¿qué sientes antes, durante y después de comer?, ¿comes muy rápido? ¿muy lento? ¿comes porciones grandes o pequeñas? esto te facilitará mantenerte en forma y tomar acciones para favorecer tu control de peso y salud.

http://www.promocion.salud.gob.mx/dgps/descargas1/programas/1-guia_orientacion_alimentaria.pdf

http://www.profeco.gob.mx/revista/publicaciones/adelantos_08/56-63%20porciones%20OKMM.pdf

http://www.unicef.org/venezuela/spanish/educinic9.pdf

http://www.inegi.org.mx/inegi/contenidos/investigacion/Experimentales/Clase_media/doc/clase_media_resumen.pdf

http://www.fatsecret.com.mx/calor%C3%ADas-nutrición/genérico/chilaquiles

 

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK