NO HAN PAGADO DAÑOS, DICEN POBLADORES

ONU echa ojo a agresiones y chanchullos en Xochicuautla

Personal del Alto Comisionado recorrió la comunidad para revisar las condiciones de los afectados por las obras de la Toluca-Naucalpan
Redacción
27/04/2016 - 14:01

Ma. Teresa Montaño

La oficina del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en México, inició una misión en territorio mexiquense para estudiar presuntas agresiones y violaciones a derechos humanos en el contexto de la construcción de “megaproyectos” en cuatro municipios del Estado de México y en los que participan firmas como Grupo Higa, Urbi , Ara y las firmas extranjeras Mercker y Nestlé.
 
Las actividades del representante del Alto Comisionado de la ONU, iniciaron desde el pasado lunes en los municipios de Tecámac y Coyotepec, donde se construyen las Ciudades del Bicentenario y un proyecto industrial de Nestlé que, según los lugareños, pretende tomar agua de su comunidad.
 
Ayer, Tom Haick, representante de la ONU recorrió San Francisco Xochicuautla, donde están temporalmente suspendidas las obras de la vía Toluca-Naucalpan, adjudicadas la empresa Autovan, filial del Grupo Higa.
 
Ahí realizó una inspección en la zona donde se han registrados choques o disputas directas de territorio entre pobladores afectados u oponentes, y representantes del gobierno del Estado de México y de las propias empresas. 
 
Haick llegó directamente al lugar donde el pasado 11 de abril  el gobierno del estado de México desalojó y desmanteló, de forma violenta, el campamento de la “Digna Residencia”,  el cual mantenían en pie comuneros e indígenas que se oponen al proyecto.
 
El representante de la ONU ascendió hasta la cumbre del Cerro de la Cruz y constató que en la parte posterior aún hay  presencia de maquinaria. 
 
Incluso estuvo presente en el momento en que pobladores pidieron a los trabajadores que se retiraran del lugar, ya que existen medidas cautelares dictadas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), para que la obra se suspenda, aunque los trabajos han continuado intermitentemente en las inmediaciones del núcleo del conflicto, reportaron vecinos.
 
Posteriormente, el representante  se reunió con algunos de los afectados por el proyecto.
 
Armando García,  a quien le derribaron su casa relató que aún no ha sido indemnizado, a pesar de que el gobierno y la constructora se comprometieron a enmendar los daños.
 
Dijo que tampoco le han pagado una renta, como fue acordado, por lo que él y su familia duermen en un campamento, a un lado de las ruinas de su casa.
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK