Otomíes sufren doble discriminación

Sobreviven a violencia

En comunidades del norte de Toluca se registra el mayor número de ataques, pero el MP rechaza denuncias de indígenas
24/02/2016 - 13:28

Las comunidades otomíes se encuentran entre las delegaciones  que registran el mayor índice de violencia doméstica y de género en el municipio, problema que no se ha podido erradicar porque cuando las víctimas piden ayuda al  Centro de Justicia para Mujeres, se les ha negado por ser indígenas, denunciaron las lugareñas.

Victoria Rodríguez de la Cruz, defensora de los derechos de las mujeres en San Cristóbal, se quejó  que las indígenas han sido   discriminadas  al ir a levantar  una denuncia después de  ser  víctimas de maltrato.

Algunas de las afectadas sólo hablan lengua otomí o no dominan el español, otras están tan asustadas que no pueden ni explicar lo que les pasó, por ello requieren la asistencia de algún familiar, vecino o conocido, pero el

Ministerio Público le niega  la entrada al acompañante.

Denunció que el personal de la Procuraduría de Justicia  estatal les pide presentarse con un abogado  para poderles levantar la queja, pero muchas de ellas no tienen  para pagar los servicios de un licenciado.

“Hemos ido (a las instalaciones) que están por la Teresona y me ha tocado ver estas situaciones, te dicen: ‘entra sólo tu como mujer’. Te piden abogado pero si no tenemos dinero, para contratar sus servicios, cómo lo llevamos", manifestó Victoria.

“Pedimos su ayuda y nos rechazan, que porque tenemos que ir con un abogado titulado o alguien que nos defienda. Entonces, ¿qué apoyo tiene la mujer? Hay veces que mejor una se deja golpear, porque vamos allá y nos hacen caso”, añadió.

Se quejó que por falta de concientización, los MP  e institutos municipales de la mujer le dan la razón  al  agresor.

“Yo culpo a las autoridades, me ha tocado ver que cuando uno pide apoyo al Instituto de la Mujer, en lugar de darle el apoyo a la mujer, le dan preferencia a los señores. No se vale", dijo.

Andrea Flores Rodríguez, vecina de San Cristóbal, consideró que la  violencia doméstica es muy común en la zona otomí, a su parecer esto se debe a la mala situación  económica en la que se encuentran los habitantes  y al desempleo.

“Es por la falta de trabajo del hombre, todo empieza porque no hay comida, por los gastos en la casa, en la escuela. Lamentablemente tenemos muchas carencias y en las parejas se discute por la economía", argumentó.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK