ISEM afirma que todo se hizo conforme al protocolo

Denuncian negligencia médica en el Pretelini

Familiares ven irregularidades en el trato que recibió joven embarazada
Redacción
18/05/2017 - 21:00

 

Por: Alma Ríos

Con dolores de parto, Maricela Nolasco, una joven de 28 años, llegó al hospital materno perinatal Mónica Pretelini, para dar a luz sin imaginar que le entregarían a su bebé muerto y le arrebatarían toda posibilidad de volver a embarazarse, ya que le quitaron su matriz.

Tristes e indignados, sus familiares señalaron que el domingo pasado el bebé falleció dentro del hospital por probable negligencia pues, aseguran, el personal médico no le dio pronta atención a Maricela cuando llegó al área de urgencias con 38.5 semanas de gestación.

Jéssica Muñoz, sobrina de la víctima, relató que el 14 de mayo, minutos después de las 5:00 de la mañana, su tía ingresó al hospital para dar a luz, y hasta después de permanecer por dos horas aproximadamente en la sala de espera, fue revisada y fue entonces que se le informó que el ritmo cardiaco del bebé no se escuchaba por lo que la mandaron a hacerse un ultrasonido a otra área.

Señaló que a partir de su ingreso al hospital pasaron cuatro horas para que le hicieran el ultrasonido, con el que se confirmó que el bebé había fallecido. De acuerdo al certificado de muerte fetal la causa del deceso fue asfixia por cordón umbilical.

Jéssica observó que su tía jamás presentó embarazo de alto riesgo, pues incluso tenía programado un parto normal.

“El bebé murió dentro de las instalaciones del Mónica Pretelini. A través de una videollamada, ni siquiera de manera personal, le informaron a mi tío, su marido, que ella estuvo al borde de la muerte. Perdió sangre, la tuvieron con dos bolsas de sangre y la tienen drenando", comentó.

Pero el sufrimiento de Maricela no acabó ahí, ya que sin consentimiento de sus familiares, los médicos del Pretelini le retiraron la matriz debido a que su cuerpo no pudo expulsar al bebé de forma natural con el medicamento que se le suministró.

"Dijeron que el bebé se pegó a la matriz y que cuando quitan al bebé en la cesárea, el bebé se trae también la matriz, nadie firmó nada para dar la autorización", denunció.

Al respecto, el Instituto de Salud del Estado de México, informó que de acuerdo al reporte médico, el bebé ya había fallecido antes de que la mujer ingresara al hospital. Aseguró que en este caso se aplicaron los protocolos adecuadamente, por lo que fue necesario retirarle la matriz, para evitar alguna infección o complicación que pudiera ocasionar muerte materna. Refirió que la mujer tenía 37 y no 38.5 semanas de gestación.

Con su mamá aún internada en el nosocomio, el bebé, al que su familia llama Angelito, fue sepultado el martes pasado.

Éste no es el primer caso de negligencia del que se acusa al hospital materno perinatal Mónica Pretelini, pues hace un año Ivonne Delgado señaló a médicos de darle un medicamento que provocó la muerte de su bebé, de 28 semanas de gestación.

El 12 de marzo del 2016, una joven de 22 años dio a luz a bordo de un auto, en el barrio de Zopilocalco luego de que le negaron la atención en el hospital.

En agosto, la Comisión de Derechos Humanos del Estado, emitió una recomendación a la Secretaría de Salud luego de que un recién nacido resultó con quemaduras en el muslo derecho, por la falta de cuidados médicos.

 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK