en metepec

Mantienen esperanza de encontrar a sus desaparecidos con muestra de ADN

Ponen la esperanza en un muestreo de ADN en la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del Estado de México
Alma Ríos
12/03/2018 - 16:02

 

El 28 de junio del 2011, Elia Vaca Cabrera, una comerciante de 46 años, salió de su casa en San Cristóbal Huichochitlán, con una canasta llena de botanas para venderlas en la terminal de autobuses de Toluca, y ya no se volvió a saber nada de ella.

Siete años han pasado desde su desaparición, pero su familia no pierde la esperanza de encontrarla, por ello ayer acudieron a tomarse una muestra de sangre en la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del Estado de México.

Con las muestras aplicadas, la Procuraduría General de la República (PGR), la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) y la Policía Federal pretenden obtener un perfil genético que facilite la búsqueda y localización de las personas reportadas como desaparecidas, en los registros de otros estados de la República.

“Los familiares se toman una muestra de sangre con la que se extrae el perfil genético y éste se almacena para confrontarlo con todas las plataformas del país", explicó el personal de la Fiscalía. 

Para realizar el muestreo de ADN se pedía la presencia de la madre y el padre del desaparecido. En caso de la ausencia del padre debían presentarse: hijos, tíos o abuelos.

tormento. "Mi hermano, mi abuelita y yo hicimos la prueba, nos dijeron que por tratarse de mujer (la persona desaparecida), es preferible la sangre de la mamá, por eso trajimos a mi abuelita", platicó Estela Martínez Vaca, hija de Elia Vaca.

La búsqueda de Elia se ha convertido en un suplicio para sus cinco hijos quienes recientemente solicitaron abrir otra carpeta de investigación, pues la primera el ministerio público -dicen- "no la encuentra".

“El acta se quedó donde antes era la Procuraduría y me dijeron que como se transformó a Fiscalía la carpeta de investigación la mandaron a la Agencia especializada en Violencia Familiar, Sexual y de Género de Metepec, y mis hermanos ya la fueron a buscar allá y que todavía no la encuentran. Entonces yo levanté otra y ya mandaron un boletín de urgencia ", platicó Estela Martínez.

sin rastro. Así como la Martínez Vaca, otras familias acudieron a aplicarse la toma de muestra, entre ellos los padres de Reynaldo Rosales Camacho, de 43 años, desaparecido desde el pasado 22 de diciembre del 2017 en la comunidad de San Rafael Chamapa, en Naucalpan.

"La esperanza de encontrarlo nunca muere, ahorita que pasamos por esto escuchamos que hay mucha gente desaparecida desde hace muchos años, 16, 17 años y sus familiares los siguen buscando", relató María Guadalupe Camacho, madre de Reynaldo.

 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK