Los involucrados fueron hospitalizados

Cerrón acaba en tranquiza

Dos automovilistas convirtieron Paseo Tollocan en ring tras un incidente vial; uno de ellos sacó un cúter para atacar a su rival
Gerardo Mendoza
01/03/2016 - 11:47

Un incidente vial desató una violenta riña entre dos automovilistas quienes, la tarde de ayer, tomaron como ring Paseo Tollocan. Fue necesario que la policía interviniera y ambos terminaron en el hospital, debido a las lesiones que se provocaron.

Eran las 13:30 horas, cuando el conductor de una camioneta Nissan blanca, con matrícula KY-00022, propiedad de un negocio de Vidrios y Aluminios, sostuvo un altercado con los tripulantes de un vehículo Chevrolet Chevy, color negro, con placas de circulación HE-45483, del Estado de Guerrero que transportaba llantas.

Los hechos sucedieron en la esquina con Antonio Albarrán, a unos pasos de Heriberto Enríquez, entre la colonia Lázaro Cárdenas y Santa María de Las Rosas.

“Los dos se venían picudeando, yo los vi desde el parque (Metropolitano Bicentenario). Al parecer por un cerrón, uno le quebró el espejo al otro y se hicieron de palabras. Ya cuando llegaron aquí a la esquina y les agarró el alto, se armaron los trancazos. En eso el de los vidrios sacó un cúter y se le fue encima al del coche negro, vi que lo alcanzó a lastimar en un brazo”, comentó un vecino de la zona.

NADIE METIÓ LAS MANOS

El pequeño incidente vial acabó en una golpiza donde ninguno cedía. Peatones y automovilistas miraban la escena, pero nadie se metía para separarlos.

La sangre brotó a chorros hasta que al sitio llegaron uniformados de Seguridad Pública Municipal y controlaron la situación.

Ambos se ocasionaron graves heridas, por lo que fue necesario la intervención de paramédicos de Cruz Roja Toluca, al mando de Juan Carlos Tamayo así como otra unidad médica del Servicio de Urgencias del Estado de México (SUEM).

Uno de los involucrados, identificado como Eduardo Valdez conductor del Chevy, sufrió una herida por instrumento punzocortante en el brazo izquierdo.

Valdez fue canalizado a la clínica 220 del IMSS, mientras que su rival al Hospital General. Los coches permanecieron resguardados por la policía.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK