Sexo precoz

Los adolescentes tienen acceso a la pornografía a temprana edad, lo que puede afectar sus relaciones de adultos
Cecilia Rosillo
18/04/2019 - 05:18

Una de las principales preocupaciones de los padres actuales sobre la sexualidad es el cómo, cuándo y dónde sus hijos se toparán con el sexo. Si bien la educación sexual debe ser dada desde la cuna como señalan los expertos, la verdad es que los padres suelen hacer poco o nada por la educación sexual de sus hijos, pensando que solo se trata de hablar de sexo y “esperando el momento adecuado” que suele ser en la adolescencia.

Hoy en día, se sabe que los niños a los nueve años están ya en contacto con la pornografía y esto se debe a que es la edad en que los padres les dan dispositivos electrónicos para su uso personal, con internet integrado.

Pese a que existe el control parental, la verdad es que la mayoría de los pubertos saben desactivarlos o usan los dispositivos de sus padres cuando éstos se descuidan o ya están dormidos.

La exposición temprana a la pornografía causa estragos en la adultez. Los estudios recientes señalan que a mayor tiempo de ver ponografía mayor es la posibilidad de que la persona tenga actitudes no adecuadas en relación a su sexualidad.

Por ejemplo, los sexólogos cada vez enfrentan más casos de parejas muy jóvenes que se entregan las contraseñas de sus celulares y redes sociales como prueba de amor o bien aceptan mecanismos de control propios de relaciones tóxicas.

Y para colmo, cuando se creía que estaban a punto de superarse los mitos del amor romántico mal entendido, regresan con más fuerza. Pese a que es normal la curiosidad en esta etapa, el porno favorece y los hace más propensos a participar en actividades sexuales de riesgo como no usar condón, porque en promedio solo el 17% de los actores lo usan, también tienen sexo a menor edad y mayor número de parejas sexuales, así como actitudes permisivas ante el sexo casual.

Hay que tener claro que para el adolescente la pornografía no se considera una fantasía (que de hecho, eso es) sino una guía para su conducta sexual que fomenta los roles de género tradicionales con un hombre en el rol de poder y la mujer en sumisión y como objeto sexual, es decir fomenta la violencia sexual y aumenta el riesgo en hombres a ser más agresivos sexualmente y humillar a la mujer.

Igualmente se ha descubierto que los adolescentes que ven pornografía aumentan el riesgo de padecer depresión y menos grado de vinculación con sus padres o cuidadores primarios.

Los padres tienen la obligación de contestar las preguntas de sus hijos sobre todos los temas sexuales, saber la diferencia entre desarrollo del erotismo en la persona entendido en la sexualidad humana como una parte de la necesidad de construir una identidad sexual/pasional personal y el consumo de pornografía como algo “típico” y que “a todo mundo le pasó”.

Es obligación de los padres el sano desarrollo del erotismo en sus hijos, pues éste es la forma que una persona logra enriquecer su vida sexual de todo lo que la rodea y que se influencía por la cultura que consume, de manera que sepa diferenciar el tipo de contenido y procesarlo adecuadamente. Se trata de enseñarles a desarrollar el placer sana y responsablemente, no se trata de censurar la pornografía sino de educar para que puedan ser críticos ante los temas que buscan en ella.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS