¿Qué miedos tienes en la cama?

tarea consejos sexualidad vida sexual
Alrededor del 5% de los pacientes que acuden al sexólogo lo hacen por una fobia o aversión sexual
Cecilia Rosillo
22/02/2019 - 05:18

Una de las presiones que las sociedades modernas han puesto en las personas está en la cama, pues con sus nuevas formas de relacionarse ha trasladado a la intimidad sexual sus reglas, valores y, sus miedos, que en el sexo se reflejan en la aversión a mantener relaciones sexuales, o ansiedad y miedo a tener sexo con una pareja de carne y hueso, y mientras estos eran antes casos aislados, hoy van en aumento.

Se cree que alrededor del 5% de los pacientes que acuden al sexólogo lo hacen por una fobia o aversión sexual. Son los menos quienes tienen fundamentado su miedo en causas objetivas como abusos sexuales previos, malas experiencias o disfunciones sexuales como el vaginismo, que acaban provocando el rechazo.

Lo alarmante es que el resto de los pacientes han desarrollado una fobia sexual basada en el temor a no estar a la altura en su respuesta.

Estas personas tienen un perfil común: el miedoso sexual es alguien exigente, personalidades con miedo a no dar la talla y que ven que no tienen entrenamiento en el aspecto sexual. 

Su ansiedad es porque la pareja sabe o quiere más, porque ha tenido otras relaciones sexuales en las que ha disfrutado más.

La ansiedad que se produce es un cuadro clínico que se caracteriza por el alto nivel de estrés y angustia que produce la inminencia de un encuentro íntimo y que, como consecuencia, genera un bloqueo físico y emocional, se ven a sí mismos como en “examen” en la intimidad y quien evalúa el examen es la pareja o ellos mismos. Lo grave es que si no se realiza un tratamiento y esta situación se prolonga, puede desembocar en la pérdida del deseo sexual. Son dos los escenarios donde esto se da más, uno es ante una nueva pareja sexual ya que se enfrenta “una obligación de resultados”, pues la persona tiene experiencias previas y se compite entonces contra los fantasmas de los ex, y aquí no hay de otra, se debe ser buen amante y no defraudar.

Entre las recomendaciones para que la ansiedad no aparezca en escena y el miedo se supere están:

No marcar metas ni objetivos concretos, dejar que las cosas fluyan sin prisas y no precipitarse en lograr conocer a esa persona en un tiempo récord.

Disfrutar cada pequeño gesto, mirada y roce. La sexualidad es una forma de comunicación privilegiada en la que se incluyen todos estos aspectos.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS