¿Cuál es la tuya?

Conoce lo que tu posición sexual favorita dice de ti

Las posiciones sexuales de nuestra preferencia pueden decir bastante sobre nuestra personalidad
Redacción
30/05/2016 - 06:00

De acuerdo con un artículo, nuestras poses favoritas no sólo están ligadas a la pura obtención del placer, sino también a miedos, fijaciones o traumas. Incluso pueden revelar aspectos de nuestra personalidad.

La posición sexual que tengamos como preferida obedece a preferencias carnales porque nos resultan muy placenteras, pero también influye el pensamiento y las cosas que conforman nuestra mente.

A continuación, las posiciones más generales y su posible explicación psicológica, según un artículo de Cultura Colectiva.

Misionero.

En hombres: El perfil de los que prefieren esta posición suele consistir en personas que evitan tomar riesgos, les gusta estar siempre en la zona de confort y prefieren seguir las reglas. También son más propensos a la fidelidad y por lo tanto tienen buenas posibilidades de mantener una relación por mucho tiempo. También demuestra seguridad pues no buscan sorprender a su pareja con extravagancias.

En mujeres: Consideran que el sexo es algo especial que sirve también como vínculo emocional con su pareja. Buscan la monogamia y suelen ser el tipo de chica que nunca cuestionó cómo hacer las cosas. Simplemente busca hacerlas lo mejor que pueda, tal y como se las enseñaron.

Perrito.

En hombres: Supuestamente son hombres a los que la acción de someter les produce cierto placer. Es posible que les guste denigrar a otras personas. Normalmente se trata de sujetos que sufrieron varios rechazos en la adolescencia y se les quedo el trauma. Aunque otra posibilidad es que simplemente no temen entrar en contacto con su lado más animal.

En mujeres: En la vida cotidiana dan la impresión de ser mujeres tranquilas, reservadas y serias. Pero en la intimidad saben dejarse llevar y son muy seguras. Sin embargo, también puede deberse a otras razones; quizás desde pequeñas sus opiniones no eran muy tomadas en cuenta y confunden el placer con la sumisión.

Vaquera.

En hombres: En teoría suelen ser hombres que cada vez que tienen la oportunidad de evitar hacer algún esfuerzo y quedarse sólo con el privilegio, lo hacen sin remordimientos. Básicamente prefieren que otros se ocupen de las molestias.

En mujeres: Seguras de lo que quieren y de lo que tienen que hacer para conseguirlo. Son mujeres auténticas; con personalidad. Y sobre todo, despreocupadas de la opinión que tengan los demás acerca de ellas.

 

Cuchara.

En hombres: Según son hombres inseguros, con baja autoestima, pero con mucho compromiso hacia la persona que ama.

En mujeres: Confiables. Transmiten mucha calidez y optimismo hacia los demás. Los lazos afectivos son todo para ellas. Otra interpretación es que también podría tratarse de mujeres sumamente egoístas que sólo quieren atención para ellas mismas.

 

De pie:

En hombres: Les gusta involucrarse en cosas que impliquen hacer un esfuerzo. Les gusta superarse a sí mismos y estar siempre al pendiente de lo que sucede al rededor para involucrarse y desenvolverse de la mejor manera.

En mujeres: Suelen tener un carácter fuerte. Difícilmente dejarán que alguien se imponga sobre ellas. Tienen una forma de pensar, de actuar y la defienden con recelo.

No hay que olvidar que estas son meras interpretaciones; algunas muy aproximadas, otras no tanto. Depende de la tambiénd de cada persona, pues hay muchas otras cosas que podrían entrar en juego.  

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK