Se acaban los calores

Expo Sexo 2016: Tercer y último día | EN DIRECTO

14 fotos
Último día de la Expo Sexo y Erotismo 2016 y se deja sentir la avalancha de fogosos
Helmer Morales
06/03/2016 - 14:51

SE LA LLEVAN AL NATURAL

Hay quienes se 'juegan el pellejo'  con tal de conseguir sus objetivos. Este fue el caso de Eslin y Jonathan quienes mostraron sus dotes para el baile ansiado y aguantar el dolor,  todo,  con tal de llevarse la imagen a tamaño natural de la actriz porno Helena Danae  y la sexy modelo Mirely

En un inicio fueron  tres caballeros seleccionados para competir por una de las respectivas imágenes,  pero ante el baile carente de 'sexosidad'' fue la dama quien les enseñó cómo se mueve el bote. 

Y lo mejor de todo es que sU baile fue con causa,  ya que su meneo sirvió para que su novio fuera quien se quedará con la imagen firmada de Danae. 

Por su parte, Jonathan tuvo que aguantar seis fuetazos qué le dolieron hasta el alma, pero el público no saciaba sus ansias de ver el sufrimiento y como 'al cliente lo que pida', se llevó 'una caricia' más cuyo chasquido hizo exclamar un ¡ahhhhhhhhhh! 

El Gráfico sigue innovando y es así que en estos tres días de Expo Sexo y Erotismo, los lectores se llevaron más que una sonrisa. 

 

CRONOLOGÍA

Los fogosos no descansan ni los domingos. Ellos se dejaron venir desde las primeras horas del domingo en este último día de la Expo Sexo y Erotismo 2016.

El reto de la producción será sobrepasar las 30 mil personas ya que en los dos días anteriores hubo una asistencia de casi 10 mil personas por fecha.  

El escenario de El Gráfico contó con muchos lectores, todos esperaron para subir al ring para tomarse una foto con nuestra bellas edecanes.  

Personas de todas las edades, solas, en pareja o acompañado de la amigos se dejan ver en esta pasarela qué promete subir la temperatura conforme vaya pasando la temperatura. 

Último día y hasta los juguetes sexuales y demás artículos eróticos se están vendiendo como pan caliente.

Video: Rodolfo Rosales

 

DIOSAS DEL PECADO

Por Rodolfo Rosales

Ahí estaban ellas, las diosas del pecado, con movimientos cadenciosos, llenos de erotismo y miradas que prometían la gloria.

Con sus cuerpos en movimiento le daban vida a la danza sexual, esa que ha sido transmitida de madres a hijas por los siglos de los siglos.

Con diminutas prendas que no dejaban nada a la imaginación, hipnotizaron a los hombres, que bajo el pedestal de las diosas sentían cómo les escurría la baba (era baba eh), sin poder hacer nada por evitarlo. Era como un rito sexual, donde diosas y mortales estaban poseídos por "Sextron", el Dios de la lujuria y el placer.

La fiesta carnal estaba en su apogeo, pero al son de 'se mira y no se toca', hasta que alguien tocó a una de ellas y comenzó la pesadilla.

A las diosas se les pusieron los ojos rojos y se convirtieron en Medusas, aquellos que las miraron con lujuria lentamente comenzaron a convertirse en piedra, sobre todo, debajo del vientre.

Los mortales fueron desalojados y las diosas del pecado volvieron a la  normalidad, inundado de lujuria el lugar.

 

CACERÍA URBANA

El apetito sexual los hizo salir de sus madrigueras, ya sea en auto, microbús o Metro, salieron en busca de la presa que apaciguará sus bajos instintos.

Lo hicieron de diferente manera, solos, en pareja y hasta en grupo. Lo importante era cazar y eso sí, un muy buena, pero muy buena presa.

Sus armas fueron básicamente celulares, tabletas y hasta las ya casi caducas cámaras digitales personales.

Al llegar a la selva sexual del Palacio de los Deportes, se encontraron con una gran y rica variedad de presas.

Morenas, trigueñas, güeras, altas, bajitas, delgadas, frondosas, de senos chicos, medianos y grandes. Tanta variedad les despertó su instinto animal, así que se acercaron a sus presas, sacaron sus celulares, afinaron la puntería y dispararon.

Pero no pidieron llevarse su trofeo a casa, se conformaron con verlo de cerca y sin tocar.

Luego, se dieron cuenta que para poder jugar, tocar y disfrutar era necesario pagar.

Video: Rodolfo Rosales

La foto normal tenía un costo de 50 pesos, la de raspado 100 y el baile con la presa sobre du victimario con movimientos agonizantes, en 200 pesos.

Quienes tuvieron el dinero, gozaron de 30 segundos de placer, de tocar senos y pompas, así como de respirar el aliento de las bellas mujeres, que de alguna manera les saciaron su apetito sexual.

Al final del día, los machos volvieron a sus madrigueras, donde permanecerán un año, hasta la próxima Expo Sexo.

 

 

 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK