¡no dudes en probarlas!

Diez posiciones para tener sexo salvaje

Todas estas posiciones garantizan mucho placer
Redacción
02/05/2016 - 06:00

Existen muchas formas de tener sexo con tu pareja; una de ellas es hacerlo salvajemente. Es algo que tiene que probarse sí o sí, al menos una vez.

A continuación te presentamos diez posiciones de este mítico libro, escritas con la finalidad de disfrutar fuera de lo convencional. 

Si lo tuyo es ese tipo de sexo, les podrás sacar mucho provecho. 

1. La abeja:

El hombre deberá estar recostado de espaldas, preferentemente en una superficie cómoda. La mujer se sentará sobre él en cuclillas, con las piernas hacia adelante. Apoyando las manos en el abdomen del hombre, ella deberá moverse circularmente, controlando así la velocidad y la profundidad de la penetración, además de que debido a este tipo de movimiento, las paredes de la vagina y el punto G reciben una enorme estimulación. Por su parte, el hombre la recibe en el glande.

2. La unión suspendida:

Ambos deberás estar de pie mirándose frente a frente. Ella se trepa sobre él, apoyando las piernas en su cintura, mientras que el hombre la sujeta por las nalgas y la espalda. Es una postura difícil de mantener por mucho tiempo, pero lo que dure vale mucho la pena.

3. La balanza:

El hombre deberá estar sentado en el borde de la cama o sobre un silla, mientras que la mujer se sentará sobre él dándole la espalda. Luego se inclinará hacia adelante facilitando la penetración. Puede apoyarse en sus rodillas, mientras él la sujeta de los senos.

4. La almohada:

Posición ideal para aquellos que disfruten del contacto visual directo, o para aquellos hombres que que tengan eyaculación precoz. Él estará sentado en la cama con una almohada en su espalda. Ella se sienta sobre él, apoyando las piernas en sus hombros. La mujer tiene libertad de movimiento, a pesar de la aparente complicación que presenta esta posición.

5. La salvaje:

Mejor conocida como la de “Perrito”. Esta posición merece un pedestal. Tanto el hombre como la mujer disfrutan mucho de realizarla, y ambos pueden controlar los movimientos para facilitar la estimulación.

6. Juego pasional:

Es muy parecida a la del misionero, pero con la variante de que la mujer debe colocar ya sea una o ambas piernas en los hombros de su amante. Es una posición en la que la profundidad de la penetración es muy intensa. También puede tocarse el clítoris al mismo tiempo, incrementando de esta manera el éxtasis.

7. La boa:

Al igual que la anterior, guarda mucha similitud con el “misionero”. Es casi igual, pero la diferencia recae en que ella lo abraza con las piernas al nivel de la cintura. Ella se sentirá expuesta, y eso, precisamente, la excitará en demasía.

8. La libélula:

Ambos deberán estar tendidos sobre la cama, de costado. Ella le dará la espalda y deberá flexionar una de sus piernas mientras está siendo penetrada. Aunque no hay tanta profundidad, es una posición curiosa y muy placentera.

9. El arco:

La mujer deberá estar boca arriba con las piernas abiertas y flexionadas. Cuando está siendo penetrada deberá levantar su cadera, semejando su cuerpo a un arco. Mientras, el hombre flexionará las suyas para que ella pueda apoyarse mejor sobre él, y la sostendrá de las nalgas. Podrá también estimular sus pechos y su clítoris.

10. El escorpión:

La mujer estará de espaldas al hombre, luego deberá reclinarse hacia atrás de modo que su espalda toque el pecho de su amante. Es una posición muy erótica debido a que él puede tocarla, decirle cosas al oído y estimular sus genitales mientras lo están haciendo.

 

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK