Se desconocen móviles de los ataques

Sicario causa terror en Iztapalapa; se echa a cuatro en un día

El presunto homicida presumió sus crímenes con sus últimas tres víctimas
Arturo Ortiz Mayén
19/07/2016 - 11:24

Les dijo: “Soy sicario y no me importa matar niños”. Así fue como Luis Eduardo, ‘El Cirigo’, de 22 años, se presentó ante cinco hombres que la noche del 14 de julio pasado platicaban en calles de la colonia Santa Martha Acatitla, en la delegación Iztapalapa, mientras arreglaban y pintaban un carrito de hamburguesas.

Después agregó que venía de matar a un hombre en la colonia Vicente Villada, en Nezahualcóyotl, y que una semana atrás asesinó a una familia en el mismo municipio.

Los hombres lo escucharon con sorpresa. Luis Eduardo había llegado segundos antes a bordo de un auto Nissan Sentra gris en el que lo acompañaban otros dos hombres; junto con ellos llegó otro joven en una motocicleta.

Sin que le preguntaran más, Luis Eduardo sacó un celular y marcó a un número de un supuesto policía al que le preguntó si “el de la Vicente Villada ya había muerto”. La respuesta fue que sí.

Tras colgar siguió alardeando, les mostró las fotos de la familia a la que, dijo, había asesinado.

En ese momento uno de los cinco hombres recibió una llamada y al voltearse para contestar, Luis Eduardo sacó una pistola de una cangurera y le dijo: "¡Ya valió madres"!, antes de dispararle en tres ocasiones. 

Al ver esto, los demás corrieron. Dos de ellos fueron alcanzados por las balas y murieron ahí mismo. 

Los otros dos alcanzaron a resguardarse. Fueron ellos los que contaron cómo ocurrió el triple homicidio y dieron los datos del sospechoso, quien ya fue capturado. 

Tras la balacera, ‘El Cirigo’ y sus tres acompañantes subieron al Sentra dejando abandonada ahí la motocicleta.

Las víctimas fueron identificadas como José Fernando Becerril Arvizu, de 27 años, con dos impactos en el cráneo; Alaín Bautista, de 25, con un tiro en el tórax, y José Roberto Villanueva González, de 32, con un impacto en la cabeza y otro en el tórax.

En el lugar quedaron esparcidos 11 casquillos 9 milímetros.

Con información de testigos y seguimiento de las cámaras de la ciudad, agentes de la Fiscalía de Homicidios ubicaron al presunto homicida en el municipio de Nezahualcóyotl, donde lo detuvieron por caso urgente. 

Un Juez de Control declaró legal la detención de Luis Eduardo y decretó la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, por lo que fue trasladado al Reclusorio Preventivo Norte.

El avance de la investigación de la procuraduría capitalina no arrojó que el móvil del triple homicidio fuera otro. 

QUIZÁ TE PUEDE INTERESAR

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK