Decidió seguir con la fiesta

Bala pone fin a vida de hombre, en Iztacalco

Matan de un tiro en el tórax a ‘El Gordo’, en una riña; horas antes había sido remitido a un juzgado cívico pero su esposa pagó la multa
Arturo Ortiz Mayén
17/07/2017 - 05:35

 

Para Marco Antonio Badillo ‘El Gordo’, de 36 años, habría sido mejor quedarse detenido por la falta administrativa que cometió, al insultar a unos policías preventivos. De vuelta a la calle, sólo encontró la muerte. 

La tarde del sábado, mientras bebía en calles de Iztacalco, supuestamente agredió a unos uniformados que le pidieron que no bebiera cerveza en la vía pública. Lo llevaron a un juzgado cívico en la Coordinación Iztacalco 1. 
 
En ese lugar se comunicó por teléfono con su esposa, Silvia Arelí, de la misma edad que él, a quien le pidió que fuera a pagar su multa.
 
La mujer así lo hizo y juntos regresaron a su casa en la colonia Juventino Rosas.
 
Pero él decidió seguir con la fiesta y así como entró a su vivienda, se salió de nueva cuenta con sus amigos, sin siquiera ponerse una playera. 
 
Ayer alrededor de las 3:30 de la madrugada, el golpeteo en la puerta de su casa despertó a Silvia. Era un vecino quien le avisó que su marido había tenido una riña y estaba herido.
 
Al llegar a las calles de Sur 113 y Oriente 116, en la colonia Picos Iztacalco, lo encontró inconsciente, tendido boca arriba en la banqueta con un tiro en el tórax. 
 
Los mismos policías que lo habían remitido al juzgado cívico, fueron los que lo encontraron muerto horas después.
 
Ellos indicaron que al realizar su patrullaje escucharon un disparo y al acercarse al sitio sólo encontraron al hombre herido. 
 
Al acercarse a él se dieron cuenta que era el mismo que habían remitido a un juzgado cívico la tarde anterior.
 
Marco Antonio, según contó su esposa, trabajaba en un deshuesadero en la delegación Tláhuac
 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK