Dicen vecinos que era adicto

Hombre habría matado a su madre y a su casera en Coyoacán

Abraham Efraín Álvarez asesinó hace una semana a su casera y ayer estranguló a su mamá en Coyoacán; intentó suicidarse
Gibran Casas
17/02/2017 - 09:28

 

Abraham Efraín Álvarez presuntamente asesinó a su casera y una semana después a su madre cuando fue a visitarlo a la casa donde vivía en la delegación Coyoacán. 

Posteriormente, intentó suicidarse cortándose las muñecas, pero no lo logró y fue detenido. De acuerdo con vecinos, en el transcurso de la tarde del miércoles, Juana Álvarez, de 51 años, fue a visitar a su hijo para supuestamente atenderlo y darle de comer. 

Abraham Efraín Álvarez, de 23 años, vivía solo desde hace cuatro meses en una vivienda ubicada sobre la calle Xoloc, en la colonia Adolfo Ruiz Cortines. 

Los hermanos de Efraín se preocuparon cuando pasaron varias horas y no pudieron contactar a su madre.

Durante los primeros minutos del jueves se acercaron a la casa de Abraham, pues sabían que había ido a visitarlo. 

se peleó con carnales. Según los vecinos, Abraham discutió con sus hermanos afuera de la vivienda, pues no los dejó pasar. Incluso, rompieron las ventanas de la casa para tratar de ingresar, pero finalmente se marcharon.

Hasta el momento, se desconoce si a esa hora ya había privado de la vida a su madre. 

Lo cierto es que sus hermanos decidieron buscar ayuda de policías preventivos, pues su madre no aparecía.

Acompañados de los agentes capitalinos, los hermanos de Abraham regresaron a la vivienda y al ingresar descubrieron que estaba tirado, lleno de sangre, pues se había cortado las muñecas. En otra habitación, encontraron a su madre sin vida. Abraham Efraín Álvarez la estranguló. 

angustia de familiares. El sitio permaneció resguardado por policías, mientras esperaban a los servicios periciales. Alertados por un familiar sobre la movilización policiaca, los hijos de la señora que le rentaba a Abraham llegaron y preguntaron por su madre, pero nadie les pudo dar información al respecto.

Su angustia incrementó cuando los peritos de la PGJ confirmaron que dentro de la vivienda habían encontrado otro cuerpo, que había estado escondido. 

Luego de ver cómo sacaban el cadáver de la madre de Abraham, los tres hijos de la señora Gloria Berriozábal, de 73 años, confirmaron que el segundo cuerpo era el de su madre y que al parecer llevaba ocho días muerta.

Habitantes dijeron que el presunto asesino tenía problemas con drogas y que frecuentemente les pedía dinero para comer. Ambos cadáveres fueron trasladados al anfiteatro para ser sometidos a la necropsia de ley.

 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK