Finge secuestro por estar con su nueva pareja

La PGJDF aseguró que la mujer estaba alcoholizada y no estaba privada de libertad
12/02/2015 - 14:24

Mario Alberto Peña no fue asesinado por los secuestradores de su esposa, sino por su rival de amores. La investigación realizada por la PGJDF arrojó que la mujer no estaba privada de su libertad y que el hombre que murió no estaba casado con ella.

Según declaró ella ante el MP, durante siete meses sostuvo una relación sentimental con Rubén Mirazo Flores, pero hace dos reinició su relación con Mario Alberto Peña.

De acuerdo con su dicho, el 8 de febrero acudió a la casa de Rubén Mirazo para recuperar sus documentos personales, pero él ya no la dejó salir, obligándola a ingerir sustancias que la hicieron perder la noción del tiempo.

Posteriormente, dijo, por instrucciones de Rubén Mirazo se trasladó acompañada de otra persona a un restaurante Toks ubicado en Taxqueña, donde supuestamente se encontró con sus hermanos e hijos.

Luego de convivir con ellos, se sintió mal, por lo que fue solicitada una ambulancia y al ser atendida por paramédicos escuchó disparos, y observó que su actual pareja —Mario Alberto— quedó tirada en el suelo.

otra situación. Pese a su dicho, testigos y el parte policial refieren otra situación. Alrededor de las 19:30 horas se encontraba con Mario Alberto Peña en el Toks cuando llegó Rubén Mirazo Flores.

Ella estaba alcoholizada y los tres discutieron. Posteriormente salieron al estacionamiento, donde continuaron peleando hasta que Rubén Mirazo sacó una pistola y le disparó en varias ocasiones a su rival.

Después escapó corriendo a calzada Taxqueña. Ahí lo detectó un agente de la Policía de Investigación que estaba en la zona en busca de otro sospechoso. El agresor encañonó al policía y siguió corriendo, pero un elemento de la PBI que observó cómo huía le dio alcance y logró someterlo, para posteriormente llevarlo ante el Ministerio Público en Coyoacán 1.

Ahí se supo que Rubén  Mirazo Flores fue policía en el estado de México, causando baja el 1 de abril de 2014. Además cuenta con un ingreso al Reclusorio Norte por homicidio en 1995.

Cuando los paramédicos llegaron a atender a la víctima informaron que ya había muerto. En el lugar los peritos encontraron 8 casquillos percutidos y el coche Nissan Platina de color blanco de la víctima mortal.

La mujer, quien estaba alcoholizada, dijo que había sido secuestrada.

Redacción

 

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK