Hasta hizo una maqueta del departamento de las víctimas

Adolescente planeó doble homicidio

Con la ayuda de dos hermanos, un adolescente mató a una mujer y a su hija; explicó que quería quedarse con la casa que rentaba
Arturo Ortiz Mayén
06/05/2016 - 09:41

Porque supuestamente quería quedarse con la casa de las personas que le rentaban a su familia unos cuartos, un adolescente de 17 años planeó y ejecutó el homicidio de una mujer y su hija de 14 años. 

Para llevar a cabo su plan, Marcos "N" contó con la ayuda de dos hermanos, de 16 y 13 años, que vivían en el municipio de Los Reyes la Paz y que ya fueron capturados.

El doble homicidio, que dio a conocer EL GRÁFICO en su edición de ayer, ocurrió la tarde del martes pasado en la colonia San Miguel Teotongo, sección La Joya, en la delegación Iztapalapa, cuando los adolescentes irrumpieron en la vivienda de las víctimas y con hachas, una ballesta y un serrucho atacaron a Maribel Socorro Cruz, de 39 años y a su hija Norma, de 14.

Antes de huir, los menores tomaron 20 mil pesos que la familia tenía guardados en la recámara principal y se refugiaron en el cuarto de Marcos. Ahí escondieron las armas y parte del dinero.

Sin embargo, el crimen que presuntamente Marcos planeó durante varios días y que lo llevó a hacer una maqueta simulando las habitaciones de la casa de sus víctimas y el sitio donde dejarían los cuerpos, estuvo lejos de ser perfecto.

Una testigo

Una persona lo vio llevar en varias ocasiones cubetas con agua a la casa de las víctimas. Cuando le preguntó por qué se metía a un domicilio que no era el suyo, el joven le explicó que estaba ensayando con sus compañeros una obra de teatro, que se habían salpicado de pintura y estaban lavando. 

Aunque no le creyó, ya no insistió. Minutos más tarde llegó el esposo y papá de las víctimas, de oficio mecánico. Él descubrió los cuerpos ensangrentados en la cocina. En el resto de la casa había huellas de saqueo. 

Maribel ya estaba muerta, su hija fue llevada aún con vida al Hospital General de Iztapalapa, donde falleció más tarde.

Agentes de la Procuraduría capitalina entrevistaron a los habitantes del predio donde ocurrió el doble homicidio. 

El testigo que había visto a Marcos con las cubetas de agua le contó a los agentes el actuar del muchacho. En ese momento se convirtió en sospechoso.

Con permiso de la madre de Marcos, los policías ingresaron a su vivienda y encontraron una maqueta y un cuaderno de notas cuadriculado con los supuestos planos de departamento donde se llevó a cabo el doble homicidio, así como las armas usadas.

Al ser interrogado, Marcos se mostró frío, sin darle importancia a lo que había hecho.

“Ante el Ministerio Público se reservó su derecho a declarar, pero en las entrevistas con policías de investigación dijo que quería quedarse con la casa, situación que es inverosímil porque no había forma de que lo hiciera, hubiera tenido que matar al padre de familia y a los demás inquilinos”, dijo una fuente de la Policía de Investigación. 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK