Policías lo confundieron y torturaron

Una llamada desde la alcaldía de Piedras Negras salvó la vida de Jesús Vicente Reyes
04/03/2015 - 11:57

Cada que Jesús Vicente Reyes Ocegueda sentía que ya no podía respirar, sus captores, policías del GATE,  le quitaban la bolsa de plástico que le habían puesto en la cabeza y esperaban a que reaccionara para seguir torturándolo. 

Su respiración era agitada, los ojos los tenía cerrados, pues si los abría sólo alcanzaba a ver el plástico que tenía a centímetros de él. Sabía que estaba en la doble cabina de una camioneta porque alcanzó a percatarse  a qué vehículo lo subieron cuando lo sacaron de su casa, en la colonia 24 de Agosto.

“Me pegaban y me preguntaban por una persona que no conozco, me decían que al cabo me iba a morir y que no iban a saber dónde quedaba”, dijo Jesús Vicente en entrevista.

Los elementos del GATE se cuidaban de las cámaras de vigilancia. Recuerda que decían: “¡Ahí hay una cámara, no pases por ahí!”.

Supo que la amenaza era real al ver que habían llegado a una brecha, donde se dio cuenta que otro joven cavaba un hoyo que le dijeron sería su tumba: “Mira, ahí caben bien los dos”.

Eran entre las 20:30 y las 21:00 horas del pasado 14 de febrero. Georgina Ocegueda no recuerda la hora exacta en la que varios hombres armados, vestidos de negro, irrumpieron en su casa. Lo que no podrá olvidar jamás es lo que pasaría después.

“Yo les digo que qué se les ofrece, me dicen que quieren revisar mi casa, les digo que adelante y mientras acompaño al que se dirigió a mí a recorrer las habitaciones, otro se mete al baño donde mi hijo se estaba bañando y lo saca desnudo”.

Georgina les reclamó por la condición en que lo detuvieron, pues además de que no llevaban consigo ninguna orden de aprehensión, llegaron preguntando por un “Miguel Ángel”.

“Salgo atrás de ellos y me doy cuenta que una de las camionetas en las que iban decía GATE y como puedo me subo a mi vehículo para tratar de seguirlos; llegué al cuartel de los Gates, de ahí me fui a la presidencia municipal”, dijo.

Debido a que no contaba con Internet móvil, la mujer regresó a su casa, encendió la computadora y vía Facebook denunció lo que acababa de ocurrir. Al pedir ayuda le enviaron el teléfono de la abogada Ariana Denise García, de la Asociación Civil Familias Unidas, quien la contactó de inmediato. Juntas comenzaron a buscar a Jesús Vicente, un joven de 24 años que se dedica a la instalación de aires acondicionados. En las redes sociales hicieron público el caso y recibieron apoyo de la población.

Georgina, líder priísta de Piedras Negras, logró comunicarse con el alcalde. Ella asegura que desde la presidencia salió la llamada que le salvó la vida a su hijo y a otro joven que los policías del GATE tenían retenido.

Cuando estaba por terminar el 14 de febrero, Jesús Vicente Reyes y Julio Juárez Terrazas fueron presentados ante el MP. Los pusieron a disposición junto con varios paquetes de mariguana que supuestamente les habían encontrado.

El parte policial indicaba que ambos habían sido detenidos juntos a bordo de un auto. 

Ahí constataron que los jóvenes habían sido torturados y que la droga fue sembrada. A pesar de las evidentes irregularidades, el MP agotó las 48 horas de ley para resolver su situación legal. El 16 de febrero los dejaron en libertad. La Comisión Estatal de Derechos Humanos inició la queja correspondiente de oficio, mientras que los familiares de los dos jóvenes presentaron una denuncia contra el agrupamiento GATE.

 

Por: Arturo Ortiz Mayén

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK