LLEVA SEIS MESES A LA SOMBRA

Campesino zapoteca, en la cárcel acusado de matar tres conejos

Acusan a campesino zapoteca de Oaxaca de afectar área protegida; Ministerio Público federal pide nueve años de cárcel para el acusado
Redacción
02/08/2016 - 10:29

Por Ismael García 

EN OAXACA 

El joven se lleva las manos al rostro. Está desesperado. Su padre preso, injustamente dice, tiene a su familia en crisis económica y moral.

“Ya no sabemos qué hacer, hemos ido a tocar puertas a todos lados; sólo nos queda esperar y crear conciencia al juez para que pueda juzgar conforme a derecho, pero también en sentido humanitario”, dice Heliodoro.

Su papá, un campesino zapoteca de Tlacolula de Matamoros, cumplió seis meses en prisión, acusado de matar tres conejos en su terreno de siembra, de propiedad comunal, y el Ministerio Público federal pide nueve años de cárcel.

Todo porque el predio forma parte de una zona federal protegida, donde se asientan vestigios arqueológicos y prehispánicos. Pese a que los abogados han planteado que no cometió el delito del que lo acusa la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), que no hay evidencias y que por ser indígena podría atenerse a algunos beneficios de la ley, el juez de la causa se niega a liberarlo, dice el joven.

Para ello, el juzgador requiere un dictamen antropológico, que tardará varios meses; además, pide una certificación de que no es un peligro para la sociedad, dictámenes que tienen un costo superior a los 100 mil pesos. “Estamos desesperados, atravesamos por una situación difícil, es un mal momento familiar. No entendemos por qué el afán de tener a una persona presa por tres conejos, cuando hay otras más peligrosas o que han cometido delitos graves”, dice Heliodoro Morales Soriano, hijo de la víctima, Heliodoro Morales Mendoza.

DEFIENDEN HONORABILIDAD 

Muchas personas y autoridades de Tlacolula han firmado escritos donde hacen constar que mi padre es una persona honorable; incluso en el reclusorio está catalogado con buena conducta”, refuerza el hijo de la víctima.

“De ninguna manera ha querido causar un daño o desequilibrio ecológico; si hubiera sido el caso, los conejos no son una especie en peligro de extinción; también, en muchas comunidades son cazados para alimento”, añade.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK