No te quedes con las ganas

"Subí mis calzones para dejar ver bien mis pompas y, ahora sí, empezamos a trabajar, yo chupaba y él grababa, me lo metía todo, lamía desde abajo hasta la punta”
Helena Danae
05/12/2018 - 05:18

Hola, mis amores, muy bonito miércoles y hermoso inicio de mes, ya —ahora sí— oficialmente empieza el mes de Navidad. Espero estén pasándola súper rico con quien más quieran.

Hoy quiero platicarles cómo no quedarse con las ganas. Y es que me acaba de suceder, me llegó el periodo y anduve muy hormonal, así que no quise que me tocaran para nada. 

Mi novio, respetando la decisión que había tomado, optó por hacerse justicia por su propia mano. Después, aún no quería sostener relaciones, pero sí me sentía ganosa de tenerlo cerca, aunque  sería injusto sólo cachondearlo para, al final, decirle “no quiero que me la metas”.

Entonces, pensé y ‘maté tres pájaros de un tiro’. Mi novio iba a entrar al otro cuarto para hacerse la paja del día (no sé cuántas se haga al día, esa era la de la casa), toqué suavemente la puerta, yo estaba en pijama, con mi pantalón afelpado y una blusa igual en color morado. Me dijo que pasara, abrí la puerta y lo vi acomodando alguna ropa, lo tomé de la mano y me acerqué a su boca, comencé a besarlo y me dijo un poco cortante: “Cuando hacemos esto y me dejas encendido, después quedo adolorido de no poder hacerlo contigo”.

Le sonreí y empecé a bajarle el pants, se me quedó viendo incrédulo, pero se dejó llevar, él sabe que no soy tan ‘manchada’ como para dejarlo desvestido y alborotado, así que suspiró y cerró sus ojos. Seguí besándolo, empecé a chuparle la lengua como chuparía lo que hay en su entrepierna; bajé lentamente a su miembro parado y empecé a metérmelo en la boca, suave, quería que él sintiera cada centímetro de mi boca húmeda y lista para él.

Mientras estaba chupando, se me ocurrió sacar el celular, le pedí grabarnos para mandarlo a mi grupo de whats app, pues ya no había material como éste.

 Asintió y desbloqueó el celular, yo me quité la blusa y me bajé el pantalón dejando ver sólo las nalgas.

Subí mis calzones para dejar ver bien mis pompas y, ahora sí, empezamos a trabajar, yo chupaba y él grababa, me lo metía todo, lo paseaba lado a lado por mi boca, lamía desde abajo hasta la punta, por esa venita que sé que lo vuelve loco, así por 15 minutos hasta que empecé a sentir su respiración agitada.

Le pregunté si quería venirse y me dijo que sí, empecé a jalárselas un poco más duro, para lograr esa explosión en mis ‘bubis’, pero se lo dejé a él; tomó su ritmo mientras seguía grabando y, entonces, sucedió, cayó todo en mis ‘lolas’ y yo estaba excitada, me gustaba lo que estaba pasando; entonces comencé a regarlo, como si fuera crema para mi cuerpo, lo regaba en mis ‘amigas’ y las dejaba bien humectadas, sonreí a la cámara y terminó el video.

Cuando fui al baño a limpiarme noté que estaba demasiado mojada en mis calzones; era como si hubiera terminado de sólo estarle dando placer a él, me encantó porque, como les dije, maté tres pájaros de un solo tiro. Me quité las ganas, se las quité a él y envíe el video.

Todos quedamos felices y contentos; al día siguiente, yo le ayudé con la mano para que no estuviera él solo, le mostraba mi entrepierna bien abierta para motivarlo y acariciaba mis ‘lolas’ para excitarlo. Aunque no hubo penetración, fue un buen trabajo en equipo y así no lo dejé con las ganas. 

¿Tú, cómo le haces para no quedarte con las ganas? Nos leemos la próxima semana. 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK