Llamadas ardientes

"Me puse en posición de perrito y me bajé el calzón hasta la mitad, sólo se veían mis pompas”
Helena Danae
10/10/2018 - 05:18

Hola, mis amores, deseo que su miércoles vaya de maravilla y si están teniendo un mal día, ojalá que mis palabras ayuden a mejorarlo.

Hoy quiero platicarles de la webcam,  para quienes no sepan de qué les estoy hablando, les cuento que hay varias plataformas, extranjeras y nacionales, es una manera de trabajar sin salir de casa (aunque suene a vendedora de catálogo) entras a la página con usuario y puedes ver varias pantallas, hay mujeres solas o en pareja, algunas en lencería bailando o sólo platican, hay quienes están haciendo cosas del hogar, hay para todos los gustos.

Puedes escribirles y estar en contactos con ellas, en algunas plataformas es gratis, hasta que pides un “privado” que es cuando ya están en cámara solo tú y ella o ellos. 

Y ahí puedes tener mayor acercamiento con la otra persona.

Para elegir, puedes checar sus perfiles, donde dicen qué es lo que hacen y que no está en el “menú”, fetiches, dildos, bondage, depende del perfil. 

Hay quienes ya tienen elaborado su show y cuando pagas el privado puedes disfrutarlo o hay quienes interactúan contigo, dejando que las guíes y les pidas lo que quieres ver. 

También está la posibilidad de que tú actives tu cámara, para que del otro lado también puedan verte, aunque eso lo tienes que corroborar, porque algunas tienen como regla que sólo seas espectador.

Yo he interactuado de esta manera con mis fans, pero por videollamada en Instagram, en mi grupo de whatsApp a veces hago sorteos y regalo una de éstas, ya van dos ocasiones en las que hago algo así; la primera solo estuve platicando con la otra persona, sobre qué hacía en mi día a día, fue lindo, porque también pude conocer un poco de mi admirador.

Porque les confieso que así como ustedes se preguntan qué haremos nosotras las actrices porno, yo también quiero saber qué hacen mis seguidores. De esa manera puedo identificar qué clase de grupos son los que más me siguen y qué les gusta más.

La segunda fue más erótica, iniciamos la videollamada y yo tenía una blusa de tirantes blanca, sin bra, por lo que se podían transparentar mis pezones parados, traía un calzón de algodón rosa, yo tenía música de fondo para motivarme más. Así me senté frente al celular con las rodillas flexionadas, movía mi blusa enroscándola hacia arriba, me acariciaba las lolas, me las apretaba para que él pudiera imaginar que eran sus manos las que hacían lo mismo, me di la vuelta, me puse en posición de perrito y me bajé el calzón hasta la mitad, solo se veían mis pompas, nada de mi centro,  empecé a tocarme así empinada y escuché que él estaba gimiendo, así que me excité más.

Me puse boca arriba con las piernas abiertas y me desnudé, me apretaba los pezones, hasta que ya no pude resistirme y me vine.  Mientras escuchaba cómo él gemía con más fuerza hasta que terminó. De pronto, él aplaudió, no me pude contener y solté una risita. Me puse de pie e hice una reverencia.

Con ganas, espero que se hayan imaginado cada palabra.

¡Nos leemos la próxima semana!

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK