Peticiones ridículas de las cantantes

Algunas estrellas llegan a exigir cosas muy absurdas como condición para presentarse
04/08/2013 - 06:00

Las estrellas de la música llegan a sorprender cuando realizan peticiones fuera de lo común. A continuación te presentamos a algunas estrellas que han realizado algunas exigencias bastante curiosas.

A continuación, te mostramos algunas de las exigencias más absurdas que han hecho algunas cantantes con fama internacional al presentarse a un concierto o a un programa de televisión.

Christina Aguilera llegó a exigir: golosinas de ‘Los Picapiedra’, velas de iglesia y botellas de agua a temperatura ambiente. También ordenaba una escolta policial para saltarse los semáforos y moverse a su antojo por la ciudad; Al ser jurado en el programa ‘The Voice’, pedía masajes en los pies cada media hora y quería ver todas las grabaciones para repetirlas si se veía gorda.

 

 

Rihanna: Viaja con un equipo de más de 70 personas, todos con gastos pagados en hoteles y discotecas. Le gusta tener un sofá blanco en el backstage, con alfombras de estampados animales, cortinas blancas de raso y tulipanes blancos y muchas velas de arándano de la marca Trish McEvoy.

 

 

Al visitar un hotel, Barbra Streisand pide: En su habitación no puede haber nunca ostras, tiene que haber moqueta en todo el suelo, y el cabecero de su cama debe estar a una altura específica. En caso de que no fuese así, Barbra tiene su propio ingeniero para colocar la cama a su gusto. Además, la taza del baño debe estar llena de pétalos de rosa.

 

 

Mariah Carey. Pide que las escaleras por donde ella pase sean completamente seguras. Curiosamente tiene sus piernas aseguradas por un billón de dólares. Pide su propio papel higiénico y que su habitación este exactamente a 24 grados. Cuando estuvo en la inauguración de un centro comercial, pidió que le regalasen 20 gatitos blancos.

 

 

Nicki Minaj. Durante un festival en Escocia, Minaj se presentó con una hora de retraso porque ‘había mucha distancia a pie desde su vestuario’. Además, en su habitación debe haber nuggets de pollo frito, los cuales devora con utensilios de plata.

 

 

Celine Dion. Una vez exigió un coro de 24 niños, de entre 7 y 12 años, pero que fueran de todas las razas del mundo, los cuales debían vestir como quisieran, siempre que no sea con ropas de monaguillo.

 

 

Jennifer Lopez. Su personal no la debe mirar directamente a los ojos. En sus conciertos pide cosas como lanchas motoras customizadas, auriculares con diamantes incrustados y un equipo de peluquería de 12 personas. Sólo toma el café si se movió en el sentido de las manecillas del reloj, y lleva consigo su propia tapa de diamantes para la taza del baño.

 

 

Madonna. En el Toronto Film Festival prohibió que la mirasen a los ojos y que le mostrasen hortensias. Ordena que en cada concierto haya un baño nuevo, y que se destruya cuando ella se marche. Además necesita docenas de rosas blancas (cortadas a una medida exacta) y velas para protegerse ‘de los malos espíritus’.

 

 

Shania Twain. Pregunta si el lugar en donde va a dar conciertos hay un perro, pues ella tiene a su propio perro y no quiere que sea interrumpido. Su mascota olfatea en busca de explosivos. 

 

 

Beyoncé, Se la conoce como ‘La Abeja Reina’ por sus peticiones y demandas. Su equipo dispone cantidades ilimitadas de Pepsi, ya que ella es la imagen de la bebida, también pide una toalla desinfectada a diario; al nacer su hija, el hospital tuvo que poner cristales blindados y docenas de vigilantes; reservó toda la planta del hospital con 1,3 millones de dólares.

 

 

Janet Jackson. Pide golosinas y chocolates, además de que su presentador tiene prohibido hacer chistes sobre la familia Jackson, Los Jackson 5, el escándalo de pederastia, palizas paternas, el pezón de la Super Bowl, y nada que se parezca.

 

 

Katy Perry lleva una paleta de Pantone para escoger de qué color se tiñe el pelo. Exige normas muy estrictas a su chofer, incluyendo no mirar por el retrovisor, aunque esté conduciendo. Su camerino debe tener docenas de hortensias blancas y púrpuras, y rosas. Pero nada de claveles o se enojará bastante.

 

 

Diana Krall. Pide una habitación de yoga (‘con espacio para cinco personas tumbadas’), además de una buena provisión de vino tinto. Además, los fotógrafos deben retratarla a una distancia precisa.

 

 

Lady Gaga. Deben tener a la mano su taza púrpura favorita. Uno de los escándalos de la cantante, es que tataba muy mal a su ex empleada Jennifer O’Neill, quien debía estar a su disposición a toda hora, incluso si Gaga se despertaba por la noche.

 

 

Grace Jones. Pedía ‘caviar facial’ todas las noches después de sus actuaciones. En los MOBO Awards de 2008 se negó a caminar hasta el escenario y ordenó que la llevasen en coche.

 

 

Britney Spears. En su gira de Circus Britney pidió que su habitación de hotel siempre tuviera una barra de striptease; y en su última gira en Londres, Spears quería que en su backstage hubiese siempre una foto de la Princesa Diana.

 

 

Spice Girls. En su reencuentro para la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres, Mel B ordenó traer al backstage a toda su familia y amigos y que su estilista personal estuviera siempre con ella.

 

 

Adele. Después de su operación de garganta, exigió tabaco, la mejor cerveza rubia de Europa y un buen vino tinto. Por si alguien pide autógrafo, el fan debe llevar una estilográfica de lujo, pues Adele no firma con bolígrafos baratos.

 

 

Selena Gómez. Pide una taza de medir, frutas frescas y que se atienda los gustos vegetarianos de algunos miembros de su banda.

 

 

Paulina Rubio. Su habitación debe estar pintada de negro y tener un espejo de cuerpo entero.

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK