La caída de José José y de otros famosos

Durante su concierto en la ciudad de Querétaro, "El Príncipe de la canción" cayó del escenario
Compartir

José José sufrió una caída durante su presentación en la ciudad de Querétaro, justo cuando invitaba a los fanáticos a visitarlo en el camerino.

Belinda no es la única que se cae, pues el intérprete de “Amar y querer” también se cayó, pero de una altura de metro y medio, lo que provocó un gran susto a los fanáticos, que eran cerca de 4 mil asistentes. 

Antes de levantarse y mientras elementos del staff y de seguridad lo ayudaban, el público dio muestras de apoyo gritando: “¡Príncipe, príncipe!”

Depués de su caída, José José pidió perdón y dijo: “No tenía planeado caerme esta noche”, y aclaró que no pudo ver porque la luz le daba de frente.

El concierto duró dos horas y media y después de sus interpretaciones se dio tiempo para firmar algunos autógrafos. 

 

Te presentamos algunas otras caídas.

Juan Gabriel se cae del escenario. Estaba dando algunos pasitos de baile, pero sus pies terminaron por trabarse y cayó de espaldas fuera del escenario.

Pink vuela fuera del escenario. La cantante cayó del escenario durante un show de 2010 en Alemania. La llevaron inmediatamente a un hospital para ser tratada de un dolor abdominal.

Lady Gaga aterriza de sentón. Ella ha caído en constantes ocasiones, pero su mejor caída fue en 2011 en Houston.

Steven Tyler, vocalista de Aerosmith tuvo una aparatosa caída en 2009 en Dakota al mostrar sus pasos de baile. Fue atendido por heridas en la cabeza, cuello y hombros.

Axl Rose de Guns and Roses se tropieza. Caminaba hacia atrás mientras se despedía de su público en Liverpool, en 2010.

Jason Newsted tropieza con un escalón mientras tocaba el bajo para Metallica en los años 80, pero siguió tocando desde el suelo.

Justin Bieber cae al hacer un mal cálculo, quedando en vergüenza para sus fanáticas neoyorkinas. Abandonó el escenario por un dolor en la espalda.

Corey Taylor, cantante de Slipknot cayó en una presentación de 2009, pero a pesar de estar seriamente  lastimado siguió cantando.

Paul McCartney cayó de panzazo en noviembre de 2012, pero lo tomó con humor, y continuó su show.

Jack Antonoff, el guitarrista de Fun, se cayó del escenario y le dio un buen susto a la banda, y a pesar de estar sangrando de la mano, el show no se detuvo.

 

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

Términos Relacionados: