Defensas femeninas

Las mujeres cuidadoras viven condiciones de vulnerabilidad por su exposición a diversas enfermedades
Silvia Ojanguren
31/03/2015 - 03:00

Es común que las mujeres que se dedican al cuidado de otras personas queden más expuestas a riesgos de salud, sobre todo las que tienen varias ocupaciones, tanto en el hogar como y fuera de éste.Algunos datos indican que las mujeres dedican 26.1 horas a la semana al cuidado de otros y, en general, destinan entre 2 y 10 veces más tiempo diario que los hombres al cuidado de los hijos o personas mayores y/o con alguna enfermedad.

Atención de género. Patricia Cervantes, directora médica de Sanofi Pasteur México, señala que ante esta realidad es de vital importancia el acceso universal de las mujeres a la salud preventiva, específicamente a la vacunación para proteger su integridad y calidad de vida.Deja ver que, independientemente del rol que desempeñen las mujeres cuidadoras, viven condiciones de vulnerabilidad por su exposición a diversos entornos que las pueden llevar a adquirir enfermedades prevenibles por vacunación.

Se trata, dice, de males que tienen el potencial de trasmisión: tos ferina, influenza o infecciones por meningococo.

Para la farmacéutica, afirma, es determinante impulsar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, por lo que garantizar el acceso a la salud de las mujeres que destinan parte de su tiempo al cuidado de otros, contribuye a reconocer el valor social que tiene el trabajo realizado en los hogares.

Trato especial. La experta médica menciona que las mujeres embarazadas tienen el derecho de que se haga todo lo posible para mantenerlas saludables, tanto a ellas como a sus bebés.“Eso incluye garantizarles estar libres de enfermedades infecto-contagiosas, como por ejemplo, rubéola o influenza, que en esa etapa podrían tener un impacto de largo plazo en la salud de sus hijos e hijas”.

La vacunación como método preventivo es fundamental para las mujeres que desarrollan un trabajo en empresas, porque además de la exposición a enfermedades que tienen en el hogar, el riesgo se incrementa en sus empleos, lo que repercute directamente en su productividad y economía.

Las mujeres que por sus actividades viajan entre regiones, países o, incluso, continentes entran en contacto con diversos entornos. La vacunación les permite cambiar de ambiente con mayor seguridad. Es necesario vacunarse con suficiente antelación, ya que el tiempo de creación de anticuerpos protectores es variable.

Con ello podrían prevenir alguna enfermedad considerada “de viajeros”, como cólera, difteria, encefalitis japonesa, enfermedades por meningococo, rabia, tétanos, fiebre tifoidea y fiebre amarilla.

Para todas las mujeres en general, quienes se desempeñan en diversas actividades dentro y fuera de los hogares, el acceso a la prevención en materia de salud y específicamente a la vacunación, es útil, fundamental e imprescindible.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK