Cuida tu piel de daño severo

La resequedad en extremo se llama xerosis y puede provocar comezón, descamación y hasta fisuras
Silvia Ojanguren
29/03/2016 - 05:00

Los días fríos obligan a cuidarse de las enfermedades respiratorias, pero también es muy importante no descuidar la piel, porque es común que se reseque y dañe, advierte la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD). 

El problema se llama  xerosis, pero es más conocida como piel demasiado seca o resequedad, causada por deshidratación, principalmente relacionada con la baja humedad del aire que da lugar a microfisuras en la epidermis (capa superficial de la piel), ocasionando una alteración en su función de barrera. 

En este campo de daño cutáneo, la dermatóloga, Julieta Ruiz Esmenjaud cuenta que las formas más frecuentes en las que puede darse son con descamación, comezón (prurito), fisuras y en ocasiones hasta un sangrado.

Largo tiempo de frío

El Sistema Meteorológico Nacional alertó  que los frentes fríos azotarán a México hasta mediados de mayo y es necesario que la población tome las medidas pertinentes para cuidar su piel y evitar, entre otros  padecimientos, la xerosis.

La incómoda resequedad, que de no ser hidratada  adecuadamente, puede predisponer a infecciones en la piel,  afirmó la especialista.

La doctora Ruiz nos ofrece algunos sencillos consejos para evitar la piel seca:

—Para evitar la resequedad en la piel es muy importante mantenerse hidratado, por lo que es recomendable tomar varios vasos de agua al día.

—Bañarse rápido (5 minutos) con agua tibia  y usar jabones suaves o sin detergente.

—Aplicarse cremas humectantes inmediatamente después del baño. Las cremas con urea actúan como  efectivos emolientes en la piel seca.

—Para los labios, el uso frecuente —especialmente por la noche— de cremas emolientes, lo que ayudará a que los labios no se deshidraten, inflamen y presenten fisuras “queilitis”.

—El uso de varias capas de ropa sobre cada parte de nuestro cuerpo ayudará a atrapar el calor y  mantener nuestro cuerpo caliente.

—El uso de guantes mantendrá nuestras extremidades a temperatura ambiente, especialmente si las manos permanecen durante mucho tiempo en contacto con agua y/o  detergentes.

—Es importante evitar exponerse al sol entre las 10:00 y las 16:00 horas y, en caso de ser necesario, aplicarse protector solar con factor de protección de 30 o más cada 3 o 4 horas.

Bien alimentados y cubiertos

La especialista en dermatología aseguró que ante los cambios de temperatura lo mejor es utilizar ropa abrigadora, así como prestar mayor atención a niños y a personas de la tercera edad. Si hay problemas con la piel y persisten las molestias, hay que consultar al médico especialista en dermatología quien ofrecerá el tratamiento adecuado para cada caso específico.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK