Dolor innecesario

Existen varias alternativas para evitar los cólicos y las molestias que las mujeres sufren durante la menstruación
Silvia Ojanguren
28/05/2014 - 03:00
lgunas mujeres llegan a sentir molestia en los días de menstruación, lo cual puede ser normal e incluso esperado, se trata de cólicos causados porque cada mes de la vida reproductiva de una mujer el tejido que cubre su útero (el endometrio) se despega, se descarta, sale del cuerpo. 
 
En términos médicos puede decirse que la menstruación causa la liberación de hormonas inflamatorias (prostaglandinas) que son la razón de los cólicos y leves dolores. Este malestar normal se conoce como dismenorrea y se puede tratar con anticonceptivos hormonales, medicamentos antiinflamatorios o medicamentos que no necesitan receta. 
 
Problema de mujeres
 
La endometriosis, nos dicen, es una enfermedad del revestimiento endometrial del útero. Este tejido, que puede ser llamado “implantes” o “lesiones”, se encuentra con más frecuencia en el área de la pelvis, pero puede desarrollarse en otras partes y llega afectar la función normal de otros órganos.
 
¿Quién está en riesgo de padecer endometriosis? Es más común en mujeres de entre los 25 a 35 años, pero puede ser diagnosticado durante los años reproductivos hasta la menopausia.
 
De 80 millones de mujeres en el mundo, 5% de la población femenina en sus años reproductivos lo padece. Y suele aparecer en personas con historial familiar, una mujer con antecedentes tiene seis veces más probabilidad de ser afectada.
 
Las víctimas potenciales se hallan entre mujeres que no han tenido hijos o que comenzaron su periodo a una edad temprana, así como en las que tienen periodos frecuentes que duran más de siete días y las que tienen un himen cerrado (este bloquea el flujo de la sangre menstrual).
 
El dolor no es normal 
 
Algo que toda mujer debe tener en mente es que sufrir cólicos dolorosos es algo fuera de toda lógica, aunque es común escuchar que es “parte de ser mujer”, pero no es “normal”. Algunos síntomas del problema: menstruación pesada o larga, dolor durante o después del coito, irregularidades urinarias (sangre en orina) y malestar intestinal (diarrea o estreñimiento), fatiga crónica o infertilidad y dolores de cabeza o en el pecho o tos con sangre.
 
¿Cómo se trata? 
 
El ginecólogo y obstetra en Elite Miami ObGyn, Guillermo Liévano, dice: “El tratamiento puede ser tan sencillo como un cambio de estilo de vida (incluyendo un aumento de ejercicio y una dieta balanceada), tomar analgésicos orales, terapia hormonal y, en casos más graves, la cirugía es recomendada”. 
 
De acuerdo con el especialista, “la última tecnología en cirugía robótica y laparoscópica mínimamente invasiva son las opciones quirúrgicas más recomendadas. Éstas incluyen la resección de la endometriosis y la histerectomía garantizando una mínima pérdida de sangre, una tasa de complicaciones baja, pocos días de estancia en el hospital o cirugía ambulatoria procurando cicatrices mínimas”.

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK