Fortalece tu esqueleto

Existe una enfermedad que puede tardar años en manifestarse y limitar seriamente la movilidad de una persona
Silvia Ojanguren
26/11/2015 - 11:59
Puedes vigorizar tus huesos con ejercicio, alimentación sana, descanso y, claro, atención médica si notas algo anormal
 
Desde la cuna hasta la vejez hay que fortificar todos los huesos como pieza esencial en la calidad de vida global.
 
El cuerpo humano es como una maquinaria de gran resistencia, pero es cierto que necesita un mantenimiento especial, el cual se logra con la alimentación, el ejercicio, el descanso y la revisión médica de cada una de sus partes, es decir, atención de especialistas.
 
Los huesos son piezas clave en la vida, hay que mantenerlos fuertes y sanos ya que su importancia impera en todas las etapas de la vida.
 
Aprende a conocerla. Un asunto de cuidado son las enfermedades de la cadera, de las que poco se habla y que pueden darse desde el momento del nacimiento, en la infancia, adultez y en la vejez.
 
Por esta razón es primordial estar atento a los signos y síntomas que se pueden presentar durante su vida.
 
Expertos en este campo de la medicina nos hablan de cinco factores para entender mejor la enfermedad de la cadera:
 
Dato G
 
La displasia
 
Es un trastorno del desarrollo de la cadera que puede llevar al desgaste temprano de articulaciones. Esta enfermedad puede estar presente desde el nacimiento, pero en muchas ocasiones, sólo presenta síntomas en la juventud o en la adultez. Por ello, es importante estar atentos y tomar a tiempo decisiones correctivas en bebés y niños. Sólo un ortopedista podrá diagnosticar la cadera del bebé y definir si es sana o no.
 
Factores de riesgo
 
Ser mujer, madre primeriza, tener un embarazo gemelar, el parto de nalgas y los antecedentes familiares son las causas comunes de displasia.
Síntomas
 
Consulte a un ortopedista si nota algunos de los siguientes síntomas:
 
a) Bebés: Limitación para abrir las piernas, sonidos o traquidos en la cadera.
 
b) Niños: Caminar con los pies hacia adentro o cojear.
 
c) Adulto: Dolor en la ingle con irradiación al muslo, generalmente no más allá de la rodilla.
 
Detección
 
Esté atento a las limitaciones que tenga al mover la cadera. Es fácil comparar el estado de las dos articulaciones si en una se tiene menos movilidad que en la otra o duele al realizar ciertas actividades como: levantarse de una silla, ponerse medias, subir o bajar del automóvil, correr o saltar. 
 
La carga de la cadera durante estas actividades es mayor y, por esto, se produce molestia en la articulación.
 
Predisposición
 
Padecer o haber padecido las siguientes enfermedades: gota, artritis reumatoide, fracturas o luxación traumática de la cadera, displasia o la enfermedad de Perthes, lo hacen propenso a sufrir de artrosis en la cadera.
 
Deportes como el futbol, atletismo, ballet o artes marciales, se asocian a lesiones de cadera.
 
Datos
Los especialistas dicen que para hombres y mujeres, en el campo de los males de cadera, es peligroso el consumo de alcohol y/o esteroides, así como niveles altos de colesterol y triglicéridos pues pueden ser causales de la enfermedad.
 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK