Hermoso rostro limpio

El cuidado de la belleza debe comenzar por las buenas costumbres y una de las mejores es la higiene, pues contribuye a que tu rostro luzca siempre esplendoroso
Silvia Ojanguren
26/08/2014 - 03:00

Toda mujer debe saber que limpiar su rostro todos los días no tiene por qué ser una actividad rutinaria de flojera, un martirio. De hecho, puede convertirse en un momento para consentirte y disfrutar la sensación refrescante de una piel limpia, suave y radiante. Pero hay claves, como escoger el producto correcto.Para no olvidar
• Uno de los errores más comunes que cometemos las mujeres es pensar que lavarnos la cara significa usar agua y jabón cuando estamos en la ducha.• Pero hay que saber que el jabón que usas para tu cuerpo no debería ser el mismo que usas para tu cara, pues los ingredientes en la mayoría de ellos suelen ser muy duros para la piel del rostro y dejarla tirante y escamosa por la resequedad.

• Es necesario comprender que, aunque tu piel es un solo órgano, el nivel de sensibilidad varía entre cara y cuerpo.

Las razones principales son dos:
1. El estrato córneo, la capa más superficial de la piel, es muy delgado. Eso aunado a que tenemos muchísimas terminales nerviosas en la cara, implica que esta zona se irrita muy fácilmente. 2. Debido a su cantidad de glándulas sebáceas, la piel de la cara suele ser más grasosa. Además, los productos como el maquillaje y el protector solar que aplicamos cada mañana forman una película que va atrapando los contaminantes en el ambiente.

Varita mágica
Es posible obtener limpiadores faciales en varias presentaciones: espumas, cremas, aceites, pero lo importante es que elijas uno que retire toda la suciedad de tus poros, pero que no irrite, reseque o sea demasiado agresivo con la piel. La espuma facial limpiadora contiene suaves partículas exfoliantes que ayudan a eliminar las células muertas de la piel, mientras retira las impurezas y el exceso de grasa de la piel, dejándola visiblemente más radiante.

Los expertos en piel de Pond’s Flawless Radiance nos dicen que por la noche lo recomendable es realizar una limpieza doble: primero, retirar todo el maquillaje, bloqueadores solares a prueba de agua, etcétera, y después usar un limpiador en conjunto con agua templada, nunca caliente o fría, pues ambos extremos pueden causar la ruptura de capilares, además de que el agua demasiado caliente reseca la piel.

De esta manera, en la mañana el proceso será más sencillo, pues sólo necesitarás remover la grasa natural que se generó mientras dormías.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK