Toque de sensibilidad

La exfoliación contribuye al cuidado y conservación de la piel, pero no se debe abusar de esta práctica
Silvia Ojanguren
26/06/2014 - 03:00
La exfoliación significa la eliminación de células muertas del cuerpo y es un proceso esencial para el cuidado de la piel, ya que ayuda a estimular la producción de lípidos, que hidratan la piel y combaten los poros tapados.
 
Esta práctica además contribuye a la desaparición de manchas causadas por acné (células pigmentadas) y es una de las maneras más efectivas de mantener la piel suave y apariencia joven.
 
Secretos embellecedores 
 
Especialistas en asuntos dermatológicos nos cuentan que: Tu piel es un órgano y debe ser tratada con cuidado. El uso de exfoliantes muy fuertes o el abuso pueden ser causa de piel seca e irritada. 
 
La mayoría de los expertos recomiendan incorporar este paso a tu rutina de baño entre dos y tres veces a la semana, la frecuencia depende de varios factores, incluyendo la estación del año.
 
Durante verano, calor y humedad hacen que sea más necesario que en el invierno, pues es más común que tu piel se 
encuentre expuesta al sol y la  contaminación.
 
Para determinar qué tan a menudo puedes utilizar este recurso contempla el mejor indicador: tu piel, debes estar pendiente de cómo reacciona después de cada proceso de exfoliación.
 
Las claves 
 
Si se siente la piel seca o irritada o se ve roja es posible que en el proceso de eliminar células muertas se removiera la membrana protectora, lo que causará que se evapore la humedad que retenías.
 
Asegúrate de siempre usar una crema que te aporte principalmente humectación al salir de la regadera. 
 
Para una exfoliación adecuada, toma en cuenta estas recomendaciones:
 
Necesitas comenzar con la piel húmeda. Evita el calor antes de exfoliarte. Jamás lo hagas si te quemaste tomando el sol por horas. Si acabas de depilarte, deja pasar por lo menos 24 horas.
 
Masajea suavemente con movimientos circulares, hacia el interior de tu cuerpo y sin aplicar demasiada presión.
 
Enjuaga y retira completamente el  producto. No uses jabón o gel de baño posteriormente.
 
Al salir de la regadera seca tu piel con golpecitos suaves, no restregando.
 
Aplica una crema humectante como Vasenol Cuidado Intensivo Recuperación Esencial, que contiene extracto de avena y humectantes acondicionadores para ayudar a devolver la hidratación, y un protector solar.

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK