Medidas necesarias

Un consultorio puede convertirse en un sitio de contagio si los médicos no toman las precauciones adecuadas
Silvia Ojanguren
26/02/2015 - 04:30
Los consultorios médicos deben ser lugares limpios y seguros, pero en ocasiones los cambios de clima, el ser lugares cerrados y muy concurridos donde se tratan enfermedades contagiosas, se convierten en lugares amenazantes para la salud.
 
Es un hecho que en ellos se dan concentraciones bacterianas o virus que pueden contagiar a quienes se encuentren de visita. Los infectados se convierten en armas de propagación, son personas que transmiten a otras según se desplazan, alerta la doctora María Dolores González Sánchez. 
 
Higiene total, imposible. Una de las preocupaciones de todo mundo, pero en que se piensa mucho al ir al médico, es el riesgo de contagios. Pero la gente debe saber que al acudir al consultorio dental puede estar en riesgo de contagiarse con alguna enfermedad, ya que el instrumental utilizado se comparte con todos los pacientes del lugar.
 
La doctora González Sánchez nos dicen que la amenaza llega del peligro de contagiarse con enfermedades como: herpes simple, hepatitis A, B, C, VIH, candidiasis, influenza, varicela, rubeola, parotiditis y tuberculosis.
 
Peligro en todos lados. Esta lista de enfermedades se pueden contraer con la convivencia diaria de personas que padecen algunas, ya sea en casa, oficina o medios de transporte. 
 
Pero no debe dejar de considerarse como fuente de amenaza a personas que llegan al consultorio con algún mal y son potencialmente portadores de alguno.
 
La especialista dice que hay ciertas medidas que se deben tomar en el consultorio para evitar transmitir, de un paciente a otro, alguna enfermedad de este tipo:
 
Odontólogo: utilizar guantes, cubreboca, gorro, lentes de protección y bata. 
 
Instrumental: después de utilizar el instrumental debe sumergirse en una solución de hipoclorito de sodio para remover los restos orgánicos e inorgánicos. 
 
Una vez hecho esto se enjuagan y nuevamente se sumerge en sustancias desinfectantes.
 
Se puede lavar con cepillo de manera manual o bien utilizar equipo de ultrasonido.
 
Se seca el material y se empaqueta para introducirlos al autoclave o al  horno de calor seco.
 
Consultorio: también se utilizan sustancias para desinfectar superficies de mobiliario y pisos.
 
Al llevar a cabo estas medidas evitamos cualquier contagio; con respecto a las jeringas, agujas y hojas de bisturí, sólo se utilizan una vez y se deben desechar en un contenedor especial.
 
Una vez que se ha hablado de asepsia, esterilización y limpieza, puedes estar tranquilo de que no vas a contraer enfermedades dentro del consultorio dental.

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK