Sordera, una condena evitable

Una vez que se sabe el tipo de pérdida auditiva es posible buscar el tratamiento adecuado
Silvia Ojanguren
25/11/2014 - 03:00

El mundo del silencio es un problema serio, los datos indican que de uno a tres niños por cada mil  que nacen tiene algún tipo de pérdida auditiva y, en muchos casos, la causa se desconoce, pero se sabe que  puede ser tratada. Lo importante es lograr un diagnóstico temprano y brindar al niño el tratamiento necesario. 

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2012 indica que en México la sordera congénita es la causa más común de discapacidad neurosensorial en el recién nacido.

bueno, bueno... El doctor Oswald García, director de Electro Audición Avanzada y distribuidor de MED-EL, comenta: 

“Es importante tener en cuenta que los dos primeros años de vida son los más importantes para el desarrollo de la audición del niño, por lo que es necesario actuar con rapidez”, explica. 

El doctor dice que es fundamental que los padres o el adulto a cargo del bebé presten atención a su desarrollo auditivo y sepan cuáles son los síntomas típicos de la pérdida auditiva, para ayudar a evaluar si el niño escucha dentro de lo que es considerado normal. 

Para esto, es conveniente preguntarse:

• ¿No reacciona a los sonidos fuertes? 

• ¿Tiene problemas para distinguir de dónde viene un sonido? 

• ¿Empieza a balbucear, pero el murmullo no se convierte en un discurso comprensible? 

• ¿No reacciona a las voces, sobre todo cuando no lo tienen a upa? 

• ¿No cumple órdenes o malinterpreta las instrucciones? 

• ¿Actúa frustrado por razones desconocidas? 

Si la respuesta a alguna de estas preguntas es “sí” o ante cualquier otra duda sobre el progreso de la audición de un niño, lo primero es consultar con su pediatra, nadie mejor  para indicar los pasos a seguir. 

“¿Mi hijo, sordo?” Algunas de las soluciones para la pérdida de la audición son los audífonos o los implantes auditivos. 

Entre estos están los implantes de conducción ósea, los implantes de oído medio y los implantes cocleares. La elección del tratamiento dependerá de muchos factores. 

“La sordera profunda impide la estimulación del sistema nervioso auditivo, dificultando la adquisición del lenguaje oral a tiempo. 

“Los niños incorporan el lenguaje hasta los tres años de vida y desarrollan su audición hasta los dos años. Es por esto que es de suma importancia lograr un diagnóstico temprano, para que el niño pueda comenzar a estimular al máximo su capacidad auditiva, por mínima que sea”, indica el director de Electro Audición Avanzada.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK