Mueve ese cuerpecito

Hacer ejercicio brinda beneficios a la salud de niños, adolescentes y adultos
Silvia Ojanguren
25/05/2016 - 05:00

Algo que parece olvidado es que la actividad física tiene que ver con cualquier movimiento corporal que tenga impacto de contracción muscular, lo que da como resultado un incremento en el gasto de energía.

Mucha gente piensa que este movimiento es sólo para quienes van al gimnasio o se ejercitan en parques, deportivos o la casa con aparatos especiales, dice Beatriz Boullosa Moreno, presidenta de la Federación Mexicana de Nutrición Deportiva.

“Abarca desde actividades necesarias para el mantenimiento de la vida como comer, bañarse, preparar la comida y limpiar, hasta actividades que tienen cierto objetivo, ya sea de salud, entretenimiento, apariencia física o competencia”,  explica.

CUÁNTO  movimiento. Algo que debe saberse, dice, es que la intensidad, tiempo y volumen de la actividad física son las tres variables que determinarán el impacto   de la misma en nuestro estado de salud físico, mental y emocional.

No se debe olvidar, subraya, que las personas completamente sedentarias deben comenzar con caminatas de 20-30 minutos diarios.

Caminar es una forma de realizar actividad física que puede integrarse de forma simple al ritmo de vida cotidiano, además de poder realizarse de manera gratuita, únicamente requiere zapatos cómodos o calzado deportivo y nos permite aplicarla en cualquier horario, en compañía de amigos, familiares o hasta nuestras mascotas.

Lo importante es que la persona se enfoque en mantener un cierto ritmo que eleve sus pulsaciones y que por lo tanto realmente impacte positivamente en su salud.

Gente joven. En menores de edad, indica la especialista, se ha comprobado que la práctica constante favorece su aprendizaje intelectual, su autoconfianza, integración social y hasta su nivel de responsabilidad y autoestima.

Para los adolescentes, se puede convertir en una gran herramienta para el desarrollo de los huesos, ya que esta es la etapa fundamental de calcificación ósea. Además promueve el desarrollo de aptitudes y habilidades físicas como la velocidad y la agilidad.

En los adultos, se considera que aquellos físicamente activos son más sanos, pero además poseen mejor composición corporal, condición física y un mejor estado de salud mental.

Para el adulto mayor, la actividad física debe ser una parte fundamental de su vida diaria, ya que solo a través de ella podrá evitar el deterioro propio del organismo que se manifiesta en problemas como sarcopenia, osteoporosis y pérdida de la memoria.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK